Podemos reclama a la UE que investigue los vertederos ilegales en Andalucía y a la Junta por recurrir a las cementeras para incinerar residuos

  • La delegación de Podemos en el Parlamento Europeo ha presentado una pregunta escrita a la Comisión Europea en la que alerta de que España ya fue sancionada por el Tribunal de Justicia de la UE en 2016 por la existencia de 30 vertederos ilegales, 20 de los cuales estaban en Andalucía.

La delegación de Podemos en el Parlamento Europeo ha registrado una pregunta escrita a la Comisión Europea (CE) en la que insta a la UE a que investigue en Andalucía “las autorizaciones ambientales que permiten incinerar residuos en instalaciones declaradas ilegales y revise las concedidas para restringir la combustión aplicando nuevas tecnologías”. Asimismo, Podemos reclama a la CE que analice si la Junta está incumpliendo la directiva 1999/31 sobre vertido de residuos y en cuanto al empleo de cementeras “como incineradoras de residuos”.

La pregunta, promovida por la eurodiputada Estefanía Torres, alerta de que el uso de las cementeras para incinerar residuos “tiene un efecto pernicioso en la salud y el medioambiente” y recuerda que el Tribunal Superior de la UE ya condenó a España en 2016 por incumplir la mencionada directiva en cuanto a 30 vertederos municipales, 20 de los cuales se encuentran en Andalucía.

“La Consejería de Medio Ambiente”, critica Podemos en la pregunta remitida a la CE, “no ha sido capaz de cumplir con la única forma de penalizar y disuadir el vertido de residuos”.

Ante esta situación, Podemos plantea a la CE que explique qué “medidas considera que se han puesto en marcha para la recuperación de costes que introduce la directiva 2008/98 para alcanzar el objetivo establecido de cero residuos e introducir el impuesto sobre eliminación de los mismos”.

Finalmente, Podemos reclama a la UE que tome medidas “implantar los compromisos del paquete de economía circular para alejar los núcleos urbanos andaluces de las plantas de incineración”.

La pregunta parlamentaria se ha remitido a la CE en colaboración con la Coordinadora Andaluza de Plataformas contra la Incineración de Residuos y Por un Aire Limpio (PACIRAL).

La política de la Junta de Andalucía continúa desarrollándose por la senda de una economía lineal, que significa extraer, fabricar, consumir y tirar.

PACIRAL denuncia la proliferación de vertederos incontrolados, de los que, en un estudio reciente elaborado por la Universidad de Sevilla, se han llegado a contabilizar en Andalucía 738.

Ante dicho panorama, el Gobierno andaluz se inclina por utilizar las cementeras como incineradoras para quitarse de encima el problema de los residuos y las sanciones de la UE, política que se vende sin el más mínimo pudor como “economía verde”.

Asimismo, PACIRAL denuncia el deficitario control de las emisiones e inmisiones de las cementeras en general y de las que queman residuos, en particular, y la dificultad que el ciudadano tiene para acceder a la información.

Por último, PACIRAL recuerda que el futuro PIRA (Plan Integrado de Residuos de Andalucía), que implantaría los compromisos del paquete de economía circular de la Comisión Europea, contempla reciclar al menos el 55% de los residuos municipales en 2025, hasta el 60% en 2030 y al 65% en 2035; y el reciclaje del 65% de los residuos de envases en 2025, y el 70% para 2030.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.