Lanzan la web dospasospordelante.org para recoger las peticiones de ayuda y recopilar los recursos disponibles

Un grupo de profesionales cordobeses del ámbito digital y tecnológico han decidido unir su conocimiento y fuerzas en torno a la comunidad Dos Pasos por Delante, que nace con el objetivo de dar respuesta a las necesidades que surjan durante la crisis del COVID-19 y el tiempo de confinamiento. La actividad de Dos Pasos por Delante va encaminada a registrar los recursos humanos y materiales disponibles en Córdoba capital de una manera organizada y sistematizada, de forma que sea posible canalizar y optimizar la ayuda necesaria en función de las necesidades que vayan surgiendo.

Estos datos se recogerán a través de la web https://dospasospordelante.org, en la que los ciudadanos podrán pedir ayuda y también ofrecerla. La comunidad Dos Pasos por Delante se pone así al servicio de las autoridades que lo requieran para proporcionarles información organizada y automatizada que facilite la toma de decisiones y permita dar respuestas ágiles a los problemas. A través de esta web se van a recopilar datos con el objetivo de prever los posibles escenarios de las próximas semanas y hacer un inventario de recursos disponibles, así como organizar la información de los recursos con sentido, de manera que pueda ser tratada de forma efectiva, agregada y automática.

La interconexión de este mundo cambiante muestra a todo el mundo que es más necesario que nunca aunar esfuerzos, anticiparse y disponer de datos organizados en estos momentos, así como una correcta gestión de la información que se generan a nuestro alrededor. Para ello, este grupo utilizará las herramientas y metodologías del mundo donde viven y trabajan: colaborativas, ágiles, rápidas y de rápida interacción.

Los integrantes de Dos Pasos por Delante han decidido hacer bueno aquel dicho de Roosevelt que decía “Haz lo que puedas, con lo que tengas, donde estés”. “Esta comunidad nace con vocación de servicio, de manera abierta, y con el anhelo de sumar toda la inteligencia colectiva de los que desde sus casas claman por participar de forma ordenada en la lucha con el virus. Tras varios días viendo impotentes cómo se sucedían los acontecimientos, contemplándolos como meros espectadores sin poder hacer nada, hemos decidido pasar a la acción. La anticipación, como podemos ver en el escenario internacional, va a decantar la balanza de manera decisiva, por lo que es necesario actuar cuanto antes. Nos enfrentamos a circunstancias desconocidas, en las que vamos aprendiendo y mejorando sobre el terreno, para adelantarnos al futuro, no hay entrenamiento posible. Todo es en tiempo real y contra reloj. Adelantémonos, el caos de hoy es el orden que todavía no comprendemos mañana”.