A pesar de la lluvia y tormenta que caía a la hora de la concentración sobre la ciudad, unas doscientas personas acudieron a la concentración convocada por la Asamblea Pro Personas Refugiadas de Córdoba ayer día 26 de agosto en la Puerta del Puente. El motivo del llamamiento se centró en la crítica hacia las políticas migratorias internacionales, coordinadas desde la UE y de las que no se desmarcan dirigentes como el ultraderechista Mateo Salvini o el presidente en funciones Pedro Sánchez.

En el acto se leyeron varios comunicados además de varias intervenciones que concluyeron con la lectura de una poesía. El comunicado de la Asamblea Pro Personas Refugiadas incidía en la repulsa ante una “Europa que se está convirtiendo cada vez más en lugar inaccesible para las personas migrantes, dándole muchísima menos importancia que a las mercancías“. “Desde los gobiernos europeos se habla mucho de Derechos Humanos, pero son los primeros en incumplirlos. Lo vemos a diario en la Frontera Sur y en el Mediterráneo, convertido en una gran fosa de personas que buscan un refugio seguro para sobrevivir y, a cambio, se encuentran con esa actitud delictiva de las autoridades europeas“, señala el comunicado.

En torno a la pancarta que rezaba “El delito es no socorrer en el mar” se sucedieron las intervenciones en un breve pero emotivo acto que, según sus convocantes, tiene un doble fin: la repulsa y desprecio hacia la actitud de las instituciones europeas y españolas, y hacia quienes las representan desde la política. En el trasfondo, han causado especial dolor las palabras de la vicepresidenta española, Carmen Calvo, quien ha estado amenazando a la ONG Open Arms desde el comienzo de la crisis causada tras tener que socorrer uno de sus barcos a 180 personas en el Mediterráneo. Por otro lado, las personas convocantes y asistentes han querido con este acto mostrar su solidaridad y apoyo tanto a las personas afectadas como a las que se juegan sus vidas por rescatarlas en mar abierto.