USTEA valora positivamente algunas de las medidas recogidas en el acuerdo suscrito entre PSOE y Unidas Podemos por recoger reivindicaciones que llevan reclamando a los anteriores gobiernos.

Afirma que los temas educativos pendientes de resolver son numerosos y el nuevo gobierno debe ponerse manos a la obra para enfocar procesos que deben desarrollarse urgentemente.

Pide al futuro Ministerio de Educación que convoque a la Mesa de Negociación del Personal Docente para que a lo largo de enero pueda llegarse a un acuerdo para que la convocatoria de oposiciones sea lo más justa posible y se salvaguarden los derechos del personal interino.

Unión de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores en Andalucía (USTEA):

El nuevo gobierno ha de suponer un punto de partida para la implementación de políticas de recuperación en materia educativa, reversión de los recortes y defensa de la escuela pública.

Este pasado martes siete de enero, el Congreso de los Diputados ha decidido dar la confianza al candidato a la Presidencia del gobierno, Pedro Sánchez, para formar gobierno y poner fin así a la situación de bloqueo e inactividad que venía padeciendo el Ministerio de Educación al estar en funciones desde febrero. Ante esta nueva formación de un nuevo gobierno, desde USTEA se valoran positivamente algunas de las medidas recogidas en el acuerdo suscrito entre PSOE y Unidas Podemos, ya que se recogen algunas de las reivindicaciones que desde este sindicato se han venido reclamando a los anteriores gobiernos. 

En efecto, la derogación de la LOMCE, la eliminación del concierto educativo a los centros que segregan por razón de sexo, la limitación de prácticas abusivas a los centros subvencionados con fondos públicos, el que la nota de religión no compute a efectos académicos, la extensión del ciclo de cero a tres años en la red pública, la extensión de la gratuidad a libros, comedores y material escolar a familias en riesgo de exclusión social, la mejora del sistema de becas y la propuesta de reducción de tasas en el ámbito universitario, son medidas que consideramos que suponen un punto de partida hacia las políticas que desde USTEA creemos necesarias para la educación pública.

USTEA seguirá defendiendo una educación pública, de calidad, laica, gratuita, universal y no sexista. Por todo ello, consideramos que algunas propuestas deben mejorarse. Como sindicato mayoritario de la enseñanza a nivel estatal seguiremos defendiendo el fin de la educación privada subvencionada con fondos públicos, el incremento progresivo, hasta el 7% del P.I.B. de los recursos públicos destinados a la educación, el acceso diferenciado para la función docente, dando una solución al personal interino que viene sufriendo años de abuso en la temporalidad, la revisión del modelo de FP dual, que supone una precarización del trabajo en prácticas, etc.

Ahora bien, no hay tiempo que perder. Son demasiados los meses que la inactividad política se ha convertido en oportunidades desaprovechadas. Los temas pendientes de resolver son numerosos. El Ministerio de Educación, en cuanto se conforme el gobierno, debe ponerse manos a la obra para enfocar procesos que deben desarrollarse urgentemente. El primero de ellos, la normativa que defina la convocatoria de las Ofertas de Empleo Público previstas para este año 2020.

El Ministerio debe convocar a la mayor brevedad posible la Mesa de Negociación del Personal Docente, para que a lo largo de este mes de enero pueda llegarse a un acuerdo para que la Convocatoria de oposiciones sea lo más justa posible y su desarrollo posibilite que el acceso a la función pública docente salvaguarde los derechos del personal interino, aportando soluciones reales para esta parte de la plantilla, demasiado maltratada por las políticas de recortes, al tiempo que garantice la selección de los y las mejores docentes.

Fuente: USTEA.