La Asociación Andaluza de Barrios Ignorados, en el Día Mundial de la Justicia Social, afirma que la mejor medida para luchar contra la pobreza y la exclusión social es el empleo y reclama un plan andaluz de empleo.

Asociación Andaluza de Barrios Ignorados.

Desde la Asociación Andaluza de Barrios Ignorados, manifestamos que la mejor medida para luchar contra la pobreza y la exclusión social es el empleo, todas las medidas que conduzcan a conseguirlo y a mantenerlo son los instrumentos más valiosos. Reclamamos Planes de empleo y formación para nuestros barrios.

En la celebración de este día, resaltamos algunas de las conclusiones que el relator de la ONU sobre la extrema pobreza y los derechos humanos Philip Alston, al concluir su visita a España ha manifestado:

España, que se encuentra entre las peores situaciones de pobreza de la UE, “está fallando” a los más vulnerables” y “no se toma en serio” los derechos sociales. Ha dibujado una situación de pobreza generalizada, en muchos casos y ha lamentado el alto nivel de desempleo y un sistema de protección social completamente inadecuado.

La inserción sociolaboral de una persona desempleada de larga duración o en riesgo de exclusión social produce un impacto positivo que tiene muchas dimensiones personales, familiares, en el entorno, sociales, económicas… la familia se organiza e implanta hábitos y horarios de comida y descanso saludables, el entorno más cercano se motiva y reanudan procesos de formación y búsqueda de empleo.

Para sacar a nuestros barrios de los primeros puestos del desempleo, de la precariedad laboral, del bajo nivel formativo, es necesario otro modelo de intervención par parte de las administraciones por lo que demandamos un nuevo estilo participativo, que cuente con los propios afectados y con las asociaciones y entidades.

Reclamamos un plan andaluz de empleo con medidas específicas orientadas a:

  • Facilitar el empleo para personas en situación o riesgo de exclusión.
  • Poner en marcha itinerarios de inserción laboral e integración social.
  • Evitar la fragmentación en las políticas de empleo, que suelen adolecer de falta de coordinación territorial, desconexión entre proyectos y áreas y existencia de barreras de integración entre las políticas de educación y empleo.
  • Ampliar sustancialmente la oferta pública de formación para el empleo: Recuperación de las Escuelas Taller, las Casas de Oficios y los Talleres de Empleo.
  • Elaborar y poner en marcha planes de recualificación profesional para jóvenes sin estudios, que tenga como objetivo su inserción sociolaboral y la mejora de su formación profesional y académica.
  • Que den cobertura y protección social ya que seguimos denunciando que la Renta mínima andaluza no está sacando a las familias de la pobreza y se ha convertido en una carrera humillante de obstáculos para las personas que la solicitan.

QUE SEA DELITO DEJAR A LAS PERSONAS SIN EMPLEO. RECLAMAMOS RECURSOS PÚBLICOS.