• Con ocasión del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el día 5 de junio, Ecologistas en Acción hace pública la concesión del Premio Atila para distinguir a quienes a lo largo de un año hayan destacado por acciones contrarias al medio ambiente en Córdoba.
  • Tras recibir varias propuestas, los resultados, que esperan que sirvan como un toque de atención a los galardonados y reconduzcan sus acciones en beneficio del medio ambiente de esta ciudad, han sido Pedro García, Concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba como Premio Atila y el Ministerio de Fomento, como Premio Caballo de Atila.

 

Premio Atila: Concejal de Urbanismo Pedro García.

Méritos: Por su nefasta gestión en el área de urbanismo que ha supuesto la imposibilidad de impedir que la cementera COSMOS queme residuos perjudiciales para la salud de lxs cordobeses y cordobesas. Habiendo tenido toda la legislatura, nada menos que cuatro años, para impedir que tengamos una incineradora en mitad de la ciudad consolidada y densamente habitada, cerca de colegios, institutos y viviendas. El resultado es que Cosmos sigue emitiendo sus humos en mitad de la ciudad.

 

Premio Caballo de Atila: Ministerio de Fomento.

Méritos: La continúa apuesta del ministerio de Fomento por potenciar el tren de Alta Velocidad con grandes inversiones mientras otras formas de movilidad más sostenibles son marginadas en las inversiones (trenes de media distancia, cercanías, plan estratégico de la Bicicleta, etc). Es el ejemplo en nuestra provincia de Córdoba, 24 millones de €uros en los Presupuestos del Estado 2018, destinados a un baypass en Almodóvar del Río, que evitará que más trenes AVE pasen por Córdoba. Una inversión descomunal para que los pasajeros ahorren de 10 a 20 minutos en su recorrido.

Estas inversiones en Alta Velocidad han sido avaladas tanto por el Gobierno del PP de Rajoy como por el socialista de Pedro Sánchez. Este proyecto generó un fuerte rechazo tanto en Córdoba capital como en Almodóvar del Río, donde se criticó que la obra eliminará conexiones ferroviarias en la ciudad. Mientras se potencia el tren de élite AVE el servicio de supuesto “Cercanías” funciona con unos horarios precarios y carece de estaciones en la ciudad.

La meta es el incremento continuo de la movilidad y la velocidad para los desplazamientos motorizados. La accesibilidad se olvida, no se facilita que los miembros de una comunidad pueden salvar la distancia que les separa de los lugares en que pueden hallar los medios de satisfacer sus necesidades con la mínima movilidad posible. Todo esto nos ha venido llevando a una movilidad hipertrófica e insostenible.