Al-Zahara reclama a la concejala que frene el “caos” en Participación

Exige “compromisos” a la delegada municipal ante la falta de personal municipal, el posible cierre de centros cívicos, la desatención en la periferia y la inacción de las juntas de distrito.

La directiva recuerda el “malestar” de la ciudadanía por la degradación de servicios como bibliotecas, ludotecas o talleres y demanda el cumplimiento de la Reglamento de Participación Ciudadana.

26 enero, 2022

Imagen del Centro Cívico Municipal "Norte"

La Junta Directiva de la Federación de Asociaciones Vecinales Al-Zahara, que preside Antonio Toledano, ha reclamado a la nueva concejala responsable, María Luisa Gómez Calero, “compromisos” ante “la caótica situación por la que atraviesa la Delegación Municipal de Participación Ciudadana”, en la que, por ejemplo, “la falta de personal está haciendo que la Delegación esté bajo mínimos, llegando a contar en muchos momentos con solo dos técnicos/as para todo el municipio de Córdoba”.

La Directiva de la federación le manifestó estas circunstancias a la concejala en un reciente primer encuentro mantenido en la Casa Ciudadana, tras asumir María Luisa Gómez sus funciones, y aunque el órgano vecinal reconoce que la edil acaba de coger las riendas y que es la tercera en la presente Corporación Municipal que se responsabiliza de Participación, “entiende que las soluciones no pueden esperar más” y que “el vecindario de Córdoba no tiene la culpa de que a la Delegación de Participación se le considere como una delegación menor y como moneda de cambio” en los ajustes políticos del gobierno local de coalición.

Concretamente, y “junto a la problemática de la situación de personal”, la Junta Directiva expuso a la concejala “el más que probable cierre de Centros Cívicos si no se ponen soluciones urgentes, la desatención que existe en la Periferia, la inacción de las juntas municipales, etcétera”. En definitiva, “una clara dejación de los mandatos regulados en el Reglamento de Participación Ciudadana”.

De igual manera, se destacó “el tremendo malestar existente entre la ciudadanía que ve cómo lentamente se van degradando o incluso desapareciendo cuestiones tan importantes como bibliotecas, ludotecas, talleres, etcétera, convirtiendo a los centros cívicos en auténticos desiertos”, amén de dejarse de prestar una atención y servicios que la ciudadanía observa “cómo desaparecen sin remisión”.

La demanda de compromisos por parte de la Delegación de Participación, estima la Directiva de Al-Zahara, no viene respaldada solo por la urgencia de las medidas a tomar, sino también porque ya hace un año se pusieron sobre la mesa del alcalde, a través de la anterior delegada municipal, un conjunto de actuaciones al respecto “siendo hasta el momento desoídas”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.