El Ayuntamiento de Córdoba adoptó compromisos ante la emergencia climática que deben quedar reflejados en los presupuestos municipales para que sean efectivos y mostrar a la ciudadanía que están en disposición de cumplir su promesa de actuación.

Barrios por el Clima ha enviado una carta al alcalde de Córdoba, José María Bellido, para recordarle que la Declaración de Emergencia Climática que se aprobó, por unanimidad, el pasado 14 de noviembre en Pleno Municipal, ha de ir acompañada de partidas específicas en los presupuestos de este año 2020.

El colectivo, formado por ocho asociaciones vecinales, por AMPAs, centros educativos, diversas organizaciones y Ecologistas en Acción, ha querido recordar que “en el Acuerdo 4 de la Declaración se acordó …desarrollar medidas concretas de adaptación de todos los barrios y barriadas periféricas del municipio a las consecuencias del cambio climático (incremento de la temperatura global, olas de calor, escasez de precipitaciones, etc.) promoviendo la bioclimatización de los edificios y de los espacios públicos con especial atención al cuidado y ampliación del arbolado urbano y periurbano”.

También recuerdan que el Acuerdo 1 de la Declaración obliga al gobierno municipal a “…garantizar
reducciones de gases de efecto invernadero de al menos el 40% no más tarde de 2030, para poder conseguir el balance neto en 2040”.

Conforme a lo dispuesto en la repetida Declaración, el gobierno municipal está obligado a poner en marcha medidas encaminadas a alcanzar estos compromisos y a:

  • …avanzar, entre otras, en una economía local y de proximidad, que impulse la soberanía
    alimentaria, la agricultura y ganadería ecológicas.
  • …que la ciudadanía sea protagonista, a través de la participación ambiental, en las
    decisiones, la vigilancia, el seguimiento y el control de las medidas adoptadas.

Es por ello que Barrios por el Clima entiende que, en el borrador del presupuesto para 2020, deben figurar partidas presupuestarias específicas para cumplir con lo dispuesto en la Declaración de Emergencia climática aprobada y, para hacerlo efectivo, es imprescindible ir comprometiendo partidas presupuestarias para desarrollar las medidas recogidas en la moción.