CTA ha denunciado en rueda de prensa y posterior comunicado lo que para ella supone, una vez, el intento del Ayuntamiento de privatizar la gestión de los impuestos municipales y la recaudación.  El sindicato ha informado de que, en pleno verano, e incumpliendo el art. 64 del Estatuto de los Trabajadores por el que se debe de informar a las organizaciones sindicales sobre todo lo que afecte al volumen de empleo y en plena pandemia, el gobierno municipal volvió “a la carga con premeditación y alevosía“.

En concreto, además de entender que es una irresponsabilidad dejar en manos de una empresa privada toda la información fiscal de los cordobeses, destaca que, tanto el PP como su socio de gobierno Ciudadanos, defendieron ante el anterior gobierno municipal que la gestión de los impuestos municipales se realizara desde el Ayuntamiento.

CTA se lamenta que no se aprenda de la historia, “pues con Julio Anguita se municipalizó este servicio tras ver todos los problemas que hubo con la gestión privada. Con la gestión de una empresa privada se elude el control directo de la recaudación y gestión tributaria de la ciudad. ¿En serio eso es lo que queremos? ¿No tenemos memoria y no aprendemos de los errores del pasado?“. El sindicato denuncia la actitud de las y los políticos, que, a pesar de conocer la falta de personal y de recursos técnicos para una correcta gestión del servicio, no han optado nunca por revertirlas, a pesar de que, como aclara el sindicato, es “un servicio del que depende el desarrollo de la ciudad y del propio Ayuntamiento“. En este sentido, recuerdan que el Departamento de Recaudación va a pasar de 15 agentes ejecutivos en 2016 a 4 en 2023, habiendo ya solo 9 en la actualidad. En cuanto a Cajeros, de 2 en 2016 hay solo 1 ahora mismo y desaparecerá en 2021. Los y las Administrativas pasarán de 9 en 2016 a 2 en 2023, habiendo ya solo 3. Es decir, en Recaudación, la plantilla pasará en esos cinco años de 31 a 15 personas.

Algo similar ocurre en Gestión Tributaria, donde se ha pasado ya de 40 a 17, en Gestión Catastral donde se ha perdido el 50% (de 8 a 4) o en Inspección Fiscal donde hay ya solo 7 personas trabajando con la misma ratio de pérdida.

CTA recuerda que está más que demostrado que la gestión privada supone siempre un mayor coste que si se realiza con trabajadoras y trabajadores públicos, ya que habría que contemplar el IVA que la empresa facturaría al Ayuntamiento y, sobre todo, el beneficio empresarial que se iría fuera de Córdoba, junto al detrimento de los salarios de los trabajadores y la eventualidad de los puestos de trabajo. Además, advierten del cambio en la seguridad jurídica de los cordobeses que esta medida supondría, “pues cuando se produzca un embargo no sólo se tendrá en cuenta la ley sino el afán recaudatorio de la empresa pues a más recaudación más beneficios para ella“.

Por todo ello, CTA denuncia que “en los cajones quedan expedientes sin tramitar, aún cuando la mayoría de los trabajadores y trabajadoras dan el 200% en su trabajo“. El sindicato terminó su alocución y el comunicado con un mensaje de preocupación e indignación antes lo que consideran una flagrante inacción por parte de quienes representan en el Ayuntamiento los intereses de la población: “¿de verdad sois tan incapaces de gestionar y planificar? A la primera de cambio y para quitaros de problemas optáis por la privatización de los servicios, del que este es un botón de muestra. La consigna a nivel general parece ser la de privatizar, y cómo no, habéis optado por seguir la “moda” y dejarse llevar por la alternativa fácil. ¡Por favor batiros el cobre por el Ayuntamiento y los ciudadanos! Que con la ayuda de tantos asesores de los que os habéis rodeado, se opte por la defensa de lo público y no por su hundimiento”.