• En nota de prensa, CTA hace un estudio de las partidas que afectan primordialmente a las condiciones laborales de los y las trabajadoras municipales.
  • En otra nota emitida por la afiliación de CTA en FEPAMIC-SADECO, se exige a los partidos que concurren a las elecciones del domingo que “los contratos de servicios públicos adjudicados por el Ayuntamiento, Empresas Municipales y Organismos Públicos incorporen la equiparación salarial y la estabilidad en el empleo.

El estudio se basa principalmente en las partidas contempladas en los capítulos 1 (Gastos de Personal), 2 (Bienes corrientes y servicios) y 6 (Inversiones reales), que comprenden, respectivamente, el pago de salarios, los gastos de funcionamiento de los servicios y las inversiones necesarias para la compra de equipos para el proceso de la información, maquinaria, vehículos, mobiliario.

En cuanto al capítulo 1 de Gastos de Personal, el sindicato destaca que ha tenido que ser en los últimos presupuestos del mandato cuando el equipo de gobierno ha hecho algo que, según CTA, el sindicato venía reivindicando desde el primer día. A pesar de las limitaciones de la tasa de reposición impuesta por el PP a nivel estatal, existía la posibilidad de contratación a través de interinidades, herramienta que no se usó en anteriores presupuestos y sí se hace en el actual con una dotación de 1.662.000 euros aunque en el Anexo de Personal no se contempla gastar más del millón de euros. CTA considera que se puede y debe ser más ambicioso en este apartado, pues es notoria la falta de personal en el consistorio, dando lugar a situaciones tan graves como no poder ejecutar presupuestos de inversiones por esa carencia.

En el capítulo 2 están destinadas las partidas de Gastos en Bienes corrientes y de servicios, que no produzcan un incremento de capital o patrimonio público. CTA, en su análisis, deduce que prácticamente la totalidad del aumento del presupuesto en esta partida (1.123.452,59€) se dedica a gastos originados por contratación de empresas externas del Ayuntamiento, es decir, a la subcontratación (1.004.468,99€). Según los datos analizados por el sindicato, si se detraen estos gastos por empresas externas y los de los suministros (energía y agua) el dinero dedicado a mejorar los equipos y condiciones de trabajo ha estado estancada en los cuatro años del mandato.

Por último, en el capítulo de Inversiones Reales, el análisis de CTA deduce que la totalidad del recorte presupuestario en este apartado ha sido en el funcionamiento operativo de los servicios, que ha provocado falta de medios materiales y la necesaria renovación de los mismos, con el correspondiente daño a la calidad de los servicios a los ciudadanía. Como ejemplo, el sindicato menciona el caso del Área de Infraestructuras, que, “a pesar de suponer el 12% del total de gasto en personal del Ayuntamiento, las inversiones en el funcionamiento operativo de los servicios de la Delegación representan el 0,02% en los presupuestos para el año 2019″, donde, por ejemplo, “no se ha previsto inversión alguna para maquinaria y utillaje, y solo se han presupuestado 1.000€ de inversión para vehículos en la Delegación de Infraestructuras.”

Como siempre, Paradigma facilita la nota de prensa al completo para mejor conocimiento de nuestras lectoras y lectores: