Ecologistas en Acción pide a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible que lleve a cabo la Ejecución Subsidiaria en un cambio de uso de suelo forestal a agrícola en el Parque Natural de las Sierras Subbéticas.

En el año 2017, más de 2 hectáreas de terreno, situadas en el paraje de Pozo Nuevo en el Polígono 11, Parcela 176, fueron transformadas y plantadas de olivos en pleno corazón del Parque Natural de las Sierras Subbéticas, termino de Zuheros. Una clara vulneración de la normativa de protección y conservación del Parque Natural.

Estos terrenos, que eran un pastizal de montaña donde crecían herbáceas espontáneas autóctonas y arbustos, dejaron de cultivarse desde hace más de 40 años, eran cultivadas principalmente de antiguo cereal de secano, sobre todo trigos duros, avenas, vezas y cebadas.

El Artículo 2.3b) del Decreto 208/1997 Reglamento Forestal de Andalucía, dice que las superficies agrícolas que se dejen sin cultivar durante más de 10 años adquirirán el carácter de Forestal. Esta parcela por llevar más de 10 años abandonado su cultivo, se había convertido en un pastizal de montaña, pasando así a tener la consideración legal de monte, aplicándole por lo tanto dicha Ley.

Ecologistas en Acción incide no solo en su valor ecológico, sino también geológico, ya que estos terrenos son pequeñas “Navas o Poljé “asentadas en un puerto entre dos montañas. Es de tanta importancia este tipo de formaciones geológicas que en el 2006 fue declarado Geoparque de la Red Europea y Geoparque Global, teniendo desde el 2015 la consideración de Geoparque Mundial de la UNESCO.

Tramitadas en su momento las denuncias pertinentes por la Consejería de Medio Ambiente, Ecologistas en Acción tuvo conocimiento de la Resolución definitiva sobre el expediente sancionador que emitió en su momento la Delegación Territorial que incluye como medida no pecuniaria la restitución del terreno a su estado primitivo por parte del propietario. Un hecho que al día de hoy no se ha llevado a cabo ni parece que el propietario tenga intención de hacerlo. Incluso la Consejería le ha dado un plazo de seis meses para retirar los olivos, aunque desde la organización ecologista se temen qué será lo que va a ocurrir. Por otro lado si el propietario de los terrenos incumple la ejecución de la sanción no pecuniaria que le han impuesto de arranque de los olivos, también podría estar incurriendo en responsabilidad penal cometiendo un delito de desobediencia a la Autoridad.

En Ecologistas en Acción se temen que la Delegación Territorial de la Conserjería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible esté alargando el proceso deliberadamente y esperando que todo se olvide, incurriendo así en una dejadez de funciones y creando un precedente muy peligroso de que “no pasa nada” cuando se incumple la normativa de protección del Parque Natural.

Ante todo ello la Federación Provincial de Ecologistas en Acción ha pedido a la Delegación Territorial, que haga cumplir la Ley y que se lleve a cabo la Ejecución Subsidiaría como está obligada a hacerlo, pues consideran que el propietario no va a restituir el terreno.

Transcurrido ese periodo de tiempo y de no llevarse a cabo dicha ejecución, Ecologistas en Acción pondrá el expediente en conocimiento de la Fiscalía. El colectivo entiende que es hora de decir “¡basta ya!” y poner freno a la intensificación agrícola que da lugar al auge de los cultivos leñosos, tanto olivos como almendros, que está acabando con muchas zonas de alto valor ecológico, tanto en zonas de campiña o esteparias, dehesas, como en espacios naturales protegidos. Consideran que debe controlarse el avance de este tipo de cultivos ya que van acompañados del abuso de herbicidas, plaguicidas y fertilizantes.