El Consejo de Distrito Poniente Sur, quiere poner en conocimiento la situación en que se encuentra la Escuela de Adultos, (S.E.P. PARQUE CRUZ CONDE), situado en la calle Pintor Sorolla.

En la actualidad la situación es de verdadera emergencia dado la situación en la que nos encontramos de pandemia.

Según el Consejo de Distrito Poniente Sur el edificio, que data de los años 60, adolece de casi todo lo necesario para realizar una práctica docente plena y completa. Un problema “gravísimo” es “el estado en que se encuentran los tejados que son de uralita”, que por “su contenido de amianto, está prohibida su utilización y menos como centro educativo”.

Además no solo  la situación de los tejados “es de lo que adolece el edificio, aulas y espacios, con humedades, mala accesibilidad en la entrada del centro”, hecho que han denunciado en numerosas ocasiones, el “personal de control de entrada portero-a, que lleva consigo una inseguridad en el centro”, no se ha sido “sensible por ningún departamento del Ayuntamiento de Córdoba, ni por parte de la Delegación de Educación de Córdoba”

Añaden que a pesar que estos problemas, “el principal y de una urgencia especial, es la necesidad de incremento de potencia eléctrica”.  Ya han denunciado en varias ocasiones que “la instalación eléctrica presenta deficiencias” aunque  técnicos del ayuntamiento se hayan personado en el edificio, “tiene una potencia inadecuada para las actividades que se realizan, “forzando al alumnado y al profesorado a impartir y recibir docencia en condiciones infrahumanas y tercermundistas”.

Para dicho consejo todas estas demandas hacen casi imposible la impartición de docencia en este centro a pesar de ser el único centro del distrito y de las zonas colindantes, y que da servicio a una población adulta que demanda su uso.

Por último solicitan que desde la Delegación de Infraestructuras así como desde la Delegación de Educación, tanto a nivel municipal como a nivel autonómico con la Consejería de Educación, “tomen las medidas necesarias para eliminar estas deficiencias y que la práctica educativa no se vea alterada”