Hacen un llamamiento a la sensatez, el respeto y a la empatía con las personas que lo están pasando muy mal.

Vaticinan que el haber dejado sin ayudas a las empresas públicas del Ayuntamiento llevará a su posterior privatización como ha ocurrido en etapas anteriores.

Invitan al gobierno municipal a que visite las zonas más vulnerables del Distrito Sur para comprobar “in situ” qué les ocurre a sus conciudadanos.

El Consejo de Distrito Sur vuelve a trasladar, un día más, la situación agónica de los barrios en los que trabajan. Aunque reconocen que la desigualdad no ocurre, desgraciadamente, sólo en esta zona de la ciudad, pero sienten la necesidad y la obligación de “expresarnos desde nuestras vivencias y experiencias concretas y dar el máximo apoyo a los trabajadores y trabajadoras de aquellos servicios, como las de Servicios Sociales, que sabemos que están al pie del cañón día tras día“.

Para el Consejo de Distrito Sur ha resultado un mazazo la aprobación de los presupuestos municipales el pasado Jueves. El hecho de no reforzar con partidas las empresas públicas en situación crítica, o no apoyar a los pequeños comercios, personas autónomas, o los propios Servicios Sociales, les hacen temer, por las experiencias vividas con anterioridad, que se vaya a una mayor privatización y al desamparo tanto de los y las trabajadoras municipales como de las familias sin recursos para sus necesidades básicas.

Sin entrar en posicionamientos políticos, lo que sí entiende el Consejo de Distrito Sur es que es momento “de empatizar y de tener conciencia social y de estar con la ciudadanía que está en la calle, que es la que lo está pasando realmente mal“. No sólo no se aprobaron medidas sociales sino que, habiendo propuestas en ese sentido por parte de partidos de la oposición, fueron rechazadas, apostando, una vez más, por la caridad y por la intervención de voluntariado, e implicando a las parroquias que, como es lógico, no tienen recursos para poder atender a todas las personas que forman colas para recibir los alimentos asignados. Por ello, “queremos mostrar nuestra indignación ante un Gobierno Municipal, que con la aprobación de estos presupuestos y su actuación, antepone la caridad a una mayor agilización de las ayudas“, dice el comunicado.

Resulta llamativo, además, que desde el Ayuntamiento se implique a la Iglesia Católica en la distribución de alimentos que están costeados con fondos públicos o desde las aportaciones particulares, haciendo así que parezca la “benefactora directa”

Las quejas del órgano de representación del Distrito Sur no se quedan ahí, pues recuerdan, ante las declaraciones del alcalde, José María Bellido, en el sentido de que la página “Todos por Córdoba” funciona estupendamente, que “siguen estancados los pagos de las ayudas de la Reinserción Social que llevan desde 2018 sin abonarse, sumándole que la ayuda de emergencia no avanza. En cuanto a “Dependencia”, nos preocupan todas esas personas mayores que viven solas, confinadas, aisladas, sin familiares, sin controles sanitarios o sociales, limitadas a llamadas por teléfono, además de que sabemos de la situación de muchas personas mayores las cuales no reciben esa ayuda alimentaria. ¿Seguimos hablando, pues, de que la página funciona bien?

Mientras hay personas a las que no les pagan los despidos, a las que los ERTEs les van a tardar en llegar, el Consejo de Distrito Sur no puede comprender cómo se puede subir el sueldo de ningún concejal, cuando “tantas familias que no tienen nada para comer, ni de día ni de noche. Los comedores escolares están dando el almuerzo y la merienda solo y exclusivamente para los menores, no para el resto de la familia, por lo que la familia con varios miembros sigue estando desatendida

El Consejo de Distrito Sur tiene solicitada una reunión vía telemática con el Alcalde, y amplían la petición con una invitación: “que vengan a nuestro Distrito para que puedan observar “in situ” la situación: las colas en las parroquias, a las familias, madres y padres, abuelos y abuelas con menores que no tienen ni pañales ni dinero para comprar… La situación es muy crítica y, sin embargo, es desde la ciudadanía desde donde estamos sacando adelante esta situación, con trabajo voluntario, como podemos, y ayudando “sin recursos” porque no tenemos recursos. Esperamos que con este comunicado se exprese nuestro sentimiento de desesperación, ante una situación de la cual va a ser muy difícil remontar y que están viviendo nuestro vecino o nuestra vecina de al lado. Desconocemos lo que va a pasar cuando termine esta situación y, por ello, pedimos que el Sr. Alcalde nos escuche y que haga todo lo posible por entrevistarse con este Consejo de Distrito y se busque una solución”