El CMC critica el hecho de que, a veinticinco subvenciones por año se tardarán más de 25 años en atender todas las solicitudes.

El Consejo del Movimiento Ciudadano, considera insuficientes las subvenciones de rehabilitación propuestas para 24 edificios en la ciudad, teniendo en cuenta que han quedado fuera más de 680 comunidades de toda la ciudad. Si además tenemos en cuenta que se subvenciona apenas la tercera parte de los costes, la cantidad económica dispuesta por la Junta de Andalucía se torna absolutamente raquítica para las necesidades de las comunidades vecinales.

De estas solicitudes, una parte relevante es para eliminación de barreras arquitectónicas, fundamentalmente, mediante la instalación de ascensores y otras medidas complementarias. Teniendo en cuanta que en 2018 no hubo ayudas y que estas son de la convocatoria de 2019, estaremos prácticamente dos años sin actuaciones de rehabilitación, a pesar de que se repite una y otra vez que es una línea de actuación prioritaria. Se necesitan menos planes y más realidades.

A esta situación se le une que el ayuntamiento de Córdoba lleva cinco años sin actuaciones de rehabilitación, algo que parece que podría cambiar en 2020. Esta situación combinada representa que las administraciones públicas no dan respuesta a las necesidades de la población cordobesa respecto a la mejora de sus viviendas y que la demanda de actuaciones se multiplica más rápido que la respuesta de la Consejería de Fomento y del ayuntamiento de Córdoba.

Para el Consejo del Movimiento Ciudadano, es urgente que las ayudas a la rehabilitación pasen a ser una prioridad real en los presupuestos autonómicos y municipales. La rehabilitación de viviendas contribuye a mejorar la calidad de vida de nuestros barrios y evita el despoblamiento interior, además de que contribuye a la reducción de consumo energético y a hacer habitables las viviendas para personas de edad y con movilidad funcional reducida. La rehabilitación ayuda a la inclusión social de forma tan importante como la inserción laboral.