Considera urgente la convocatoria de la Mesa del Río para evitar inundaciones

El Consejo del Movimiento Ciudadano exigirá para el último cuatrimestre del año el cumplimiento de compromisos establecidos sobre demandas de la periferia de la ciudad.

En estos meses donde las distintas barriadas periféricas están celebrando sus ferias, no deben servir para ocultar la necesidad de que se atiendan sus reivindicaciones, algunas de ellas, históricas. La prioridad será la mejora de la movilidad y la conexión con el resto de la ciudad, para lo cual, al margen del servicio de cercanías para el valle, se debe reforzar las líneas de autobuses para la Sierra (Trassierra y Cerro Muriano), mejorar el servicio para Santa Cruz (que sigue sin ser atendido por Aucorsa) y dar servicio a los nuevos núcleos urbanos como Encinares y El Sol en la zona de Alcolea, o Alamillo y Cuevas de Altázar en Villarrubia, entre otros.

Por otro lado, es necesario cumplir con el acuerdo plenario que mandata a la creación de la Mesa del Río, con participación de las administraciones competentes (CHG, ayuntamiento, Junta de Andalucía) y los distritos bañados por el Guadalquivir y sus arroyos para resolver posibles problemas de inundaciones, olores, … La mesa del río debe mantener el objetivo de un río vivo pero integrado con la ciudad y usado por los cordobeses y cordobesas.

Igualmente, hay que tratar con Seguridad y la Consejería de Medio ambiente la elaboración de planes de autoprotección contra los incendios forestales,especialmente, en la zona de la Sierra, así como facilitar la llegada de servicios de emergencia mediante un sistema de geolocalización de reconocimiento de las viviendas.

Sobre la dotación de equipamientos el CMC considera inaceptable que siga cerrado y pendiente de su terminación el centro cívico de Cerro Muriano o que esté sin posibilidad de uso por inseguridad estructural el del Higuerón.

Igualmente, es urgente que se presupuesten los nuevos centros de salud en Alcolea y Villarrubia, pues los actuales no
pueden dar servicio al incremento poblacional de estas barriadas, A nivel educativo, no se entiende que siga en el limbo el necesario instituto del Higuerón por problemas de puesta a disposición del suelo. Y es sangrante que la Instalación Deportiva de Alcolea siga sin abrir completamente tras su reforma y que sigan pendiente de desarrollos urbanísticos las salas de barrio de Villarrubia y del Higuerón.

Por último, aparte de seguir avanzando en cambios legislativos y flexibilidad normativa para dotar de servicios básicos las urbanizaciones y vivienda de la periferia que sigue careciendo de ellos, hay que revisar la fórmula de mantenimiento a través de las entidades de conservación, pues es inexplicable que se les exija 25 años de funcionamiento. También hay que modificar que la protección especial de algunas zonas sigan impidiendo tener luz o agua después de más de 20 o 30 años, o que legislaciones sectoriales de Cultura, medioambientales y otras hagan imposible una vida digna.

Agosto 2018
Juan Andrés de Gracia Cobos
Presidente del CMC de Córdoba