Solicita al Alcalde que exija a la Junta negociar el trazado y las características del vial.

El Consejo del Movimiento Ciudadano ha mostrado, en nota de prensa, su desacuerdo con el intento de imponer un trazado y unas características del vial que no cumple las exigencias planteadas por el movimiento ciudadano a través de los consejos de distrito Norte y Noroeste. La intervención parlamentaria de la consejera de Fomento Marifrán Carazo sobre la Ronda Norte ha confirmado la preocupación del CMC en cuanto a que la Ronda no va a atender las demandas vecinales y, ante ese hecho, prefiere que no se ejecute.

El órgano de representación vecinal considera que Carazo, en su reciente visita a Córdoba, la consejera pudo haber convocado a los representantes ciudadanos si quería conocer las demandas y expectativas que la construcción de este trozo de Ronda debe cumplir. Sin embargo, intentar imponer una Ronda que no elimina el canal, ni las líneas de alta tensión, que no se aleja de las zonas habitadas, que no se diseña con la prioridad de limitar el ruido, que seguiría siendo una barrera entre el norte y el centro de la ciudad y que incluso introduce más tráfico a Escultor Fernández Márquez, es un error del que, aseguran, el Movimiento Ciudadano no va a ser cómplice.

Por ello, el Consejo del Movimiento Ciudadano se ha dirigido al Alcalde de la ciudad para que defienda ante la Junta otro tipo de Ronda, que no se centre en reducir la inversión sino en cubrir los objetivos para los que encuentra sentido. Asimismo, le ha recordado el compromiso público de consensuar el vial asumiendo que hay una serie de objetivos que tiene que cumplir. A ese respecto, espera conocer cuáles fueron las indicaciones que el ayuntamiento trasladó a la consejería para comprobar si recogían las demandas vecinales.

Ni siquiera esa reducción en la inversión en la Ronda Norte se compensa con una apuesta por el Plan Andaluz de la Bicicleta y los más de 30 km de carriles bici de la ciudad tal y como se firmó con el ayuntamiento y que ya tendrían que estar ejecutados, ni por otras inversiones en movilidad sostenible.

El Consejo del Movimiento llama a la negociación a la Junta y al Ayuntamiento con presencia de los dos distritos más afectados, Norte y Noroeste, así como del propio Consejo, que no se debe dilatar en el tiempo practicando la política de hechos consumados. Entre las cuestiones que no se pueden obviar se encuentra que hay que aprobar un diseño completo de Ronda independientemente de que se haga por fases y que tiene que servir para superar problemas de la ciudad y no para crearlos.