Obras de demolición del Pabellón de la Juventud en el Distrito Sur

El Consejo de Distrito Sur lamenta que la situación del distrito no ha mejorado en nada con este gobierno municipal y que los proyectos pendientes de ejecución no se ponen en marcha.

Al mismo tiempo demanda al cogobierno municipal cumpla el Reglamento de Participación Ciudadana.

El Consejo de Distrito Sur, después de casi año y medio de las elecciones municipales, lamenta que el distrito no ha mejorado en nada, todo lo contrario, al constante deterioro, se ha añadido las consecuencias del confinamiento por covid19, incrementándose las dificultades económicas y sociales. De hecho “la Participación Ciudadana brilla por su ausencia”, no se cumple el Reglamento, no hay información, ni participación de los proyectos nuevos. “Nos enteramos por la prensa o en alguna reunión porque se solicita previamente”.

El Consejo de Distrito afirma que desde el 1 de octubre abren los centros cívicos, también por la tarde, pero no saben muy bien qué actividades se podrán llevar a cabo, “con menos personal si cabe que antes del estado alarma”. En Participación Ciudadana la persona que ejerce de animadora sociocultural atenderá un día o dos máximo en el distrito, tampoco se abre la oficina de atención ciudadana que permite atender al vecindario, informando y gestionando, “cuando más necesidad hay”. Añaden que “estamos abandonados y el centro cívico prácticamente vacío”.

De la misma forma se quejan que la digitalización, aunque puede eliminar tiempo de espera y disminuir la pesada burocracia, son muchas las familias que no tienen posibilidad de acceder a la red. Es por ello que la transformación digital ” se debe de hacer de forma paulatina ya que en el Distrito Sur son muchas las familias que no tienen la posibilidad de acceder a la red”. Por tanto el distrito plantea que “se tienen que seguir prestando todos los servicios presencialmente y aumentar la plantilla de personal, de lo contrario la brecha social continuará en aumento” .

Para el distrito sur hay obras aprobadas con presupuestos adjudicados por realizar del año 2018 como la primera fase de la plaza de la Paz en el Sector Sur con 50.000 euros ; del 2019 la calle Rey Don Pelayo en el Campo de la Verdad con 250.000 euros; remodelación de  Manuel Sagrado en el Sector Sur con 350.000 euros; del Plan de asfalto no se ha hecho nada con una partida presupuestaria de mas de 18.000 euros y éstas no son las únicas obras pendientes. Serían muchas a enumerar. El distrito ha enviado una lista al concejal de Infraestructuras, “a ver cuanto tarda en actuar”.

De la misma forma se quejan de que se ha sacado del Plan Edusi el único proyecto que afecta directamente al Distrito, el Paseo de San Julián, por lo que “en el Sur no nos vamos a beneficiar de ninguna subvención europea”. Aunque el proyecto lo va asumir infraestructuras “todavía hoy estamos esperando un proyecto definitivo de la remodelación del Paseo” con un presupuesto aprobado de 700.000 euros.

Dicho consejo se lamenta que a pesar de ya inaugurada La Antigua Normal de Magisterio y que algunas plantas están en funcionamiento, desconocen qué participación va a tener el vecindario y las organizaciones sociales del distrito en la misma. El consejo distrito aún ni ha visitado el edificio ya inaugurado.

Otra cuestión que denuncia dicho consejo es que en el Pabellón de la Juventud, ya demolido, no hay fecha de comienzo de las obras para construir la piscina cubierta que demanda el consejo de distrito desde hace muchos años y no hay ni proyecto sobre el cual podamos opinar y/o proponer posibles modificaciones.

De la misma forma lamentan que el Estadio de San Eulogio, haya sido cedido al ayuntamiento por parte de BBK en  unas condiciones lamentables que tendrá que asumir la ciudad. Aún “no sabemos que se va a hacer en San Eulogio”, porque hay diferentes informaciones “según hablamos con responsables del IMDECO o con Urbanismo.” Para el Consejo de Distrito Sur “el deporte es fundamental” y lo  lleva demandando muchos años.

De forma semejante el Consejo de Distrito Sur denunció el abandono por parte de SADECO durante la pandemia  dándole por respuesta la falta de personal y los problemas durante el confinamiento. Desde que se levantó el estado de alarma no se ha notado mejoría, “se ha hecho algo, pero si no hay un mantenimiento, la suciedad es cada vea más visible”. En cuanto al desbroce, poda…”queda mucho por hacer”, no es suficiente,”la falta de personal también es visible”.

Ocurre los mismo en Servicios Sociales, “las ayudas económicas familiares siguen con más de tres meses de retraso para abonarse”. Además hay nuevas modalidades de ayudas llamadas Covid, que “no entendemos como no se agilizan los trámites de las primeras, aún no cobradas y las nuevas modalidades de ayudas tienen menos impedimentos para cobrar”. Según dicho consejo “las familias con menores y sin menores ya no pueden más, las situaciones son lamentables”. Se le añade que las ayudas Covid se tienen que solicitar vía   online, “con el consiguiente problema para muchos hogares por falta de wifi y la falta de personal que es lamentable”.

Como venimos diciendo el Consejo de Distrito Sur está descontento por la negativa constante de algunos responsables de delegaciones municipales a reunirse con dicho consejo y con las asociaciones vecinales afectadas. “No solo es un desprecio a la Participación Ciudadana, es crear la sospecha de que lo que se pretende llevar a cabo no tiene nada que ver con las aspiraciones de nuestros barrios, distritos y con nuestras opiniones”. Parece que “a este gobierno se le olvida que el consejo de distrito es un órgano municipal y que el Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana está para cumplirse” y no solo “para los consejos de distrito sino para todas las asociaciones y colectivos sociales”.