El Consejo del Movimiento Ciudadano urge al ayuntamiento a que defienda a las personas residentes en las parcelas ante el Catastro

Asimismo, el Consejo del Movimiento Ciudadano ha solicitado al ayuntamiento que recupere las negociaciones con la Junta de Andalucía para concretar soluciones reales a la carencia de servicios básicos, en especial, el agua y el saneamiento

La comisión de periferia del Consejo del Movimiento Ciudadano anima a través de los consejos de distrito a recurrir la inclusión como suelo urbano de aquellas parcelas que estén en suelo no urbanizable o que estén en suelo urbanizable pero que no tengan aprobado definitivamente el plan parcial o el plan especial que los podría convertir en suelo urbano. Dicho Consejo ve que “ahora es el momento de hacerlo” cuando ha acabado la exposición del padrón cobratorio en Gran Capitán y se inicia el periodo de un mes para presentar un recurso de reposición ante las liquidaciones practicadas. La base legal para hacerlo es la aplicación extensiva de la Sentencia del Tribunal Supremo de 30 de mayo de 2014, rec 2362/2013.

El Consejo del Movimiento Ciudadano se ha dirigido al Ayuntamiento de Córdoba para que le comunique al Catastro, “como entidad colaboradora suya que es”, cuáles son los suelos que no deberían pagar Ibi Urbano, sino rústico, “demostrando así que está al lado de los intereses de los cordobeses y cordobesas afectados a los que se les cobra de manera injusta un impuesto inadecuado”

Hay que recordar que el gobierno municipal se comprometió a resolver esta situación para el expediente de ordenanzas fiscales de 2021, “para lo cual deben actuar la Gerencia de Urbanismo y la Concejalía de Hacienda”. Los ayuntamientos tienen la obligación de iniciar la revalorización catastral de estas fincas “según sentencia del Tribunal Supremo 273/2019 de 4 de marzo o se puede iniciar denuncia por inactividad”.

Necesidad de asegurar el suministro de agua

Asimismo, el Consejo del Movimiento Ciudadano ha solicitado al ayuntamiento que “recupere las negociaciones con la Junta de Andalucía para concretar soluciones reales a la carencia de servicios básicos”, en especial, “el agua y el saneamiento”. Se presenta un verano seco y se espera un incremento de personas que pasen sus vacaciones en la periferia, “lo que asegura un incremento de consumo de agua, para lo que los pozos no están preparados”. Por esa razón, se solicita también que se mantengan los procesos de desinfección de las fuentes públicas “de las que muchas familias se suministran de agua potable”, y “se prevea poder abastecer de agua potable con cisternas a los que carezcan hasta de fuentes, tal y como se ha hecho con la pandemia”,

La comisión de periferia del Consejo del Movimiento Ciudadano ha solicitado una reunión con el alcalde el próximo mes, así como con el Delegado de Gobierno de la Junta de Andalucía para retomar las reivindicaciones entre las que se encuentra la solución a las parcelas del entorno de Medina Azahara, las afectadas por el peligro de inundaciones o las sometidas a planes de especial protección. También las que se encuentra en “un limbo jurídico como las incluidas en la innovación de Ampliación de Parcelaciones de Poniente que llevan 13 años esperando que se termine dicho trámite, o las de la zona de Fontanar de Quintos, que siguen sin saber su situación urbanística”.