Barrionalista

Tras los resultados obtenidos por el partido de Santiago Abascal en las elecciones de abril y mejorados en las de noviembre, son cada vez más las personas que tildan a VOX de partido fascista o ultraderechista. Pero, ¿estamos en lo correcto al categorizarlo como tal?

En este artículo he querido hacer un breve recorrido por la trayectoria de VOX así como por sus propuestas y puntos programáticos más polémicos, con el único fin de esclarecer si se trata de una calificación desproporcionada o por el contrario, de lo más acertada.

Para situarnos en el espectro político a tratar sería conveniente revisar concepto y caracteres del término fascismo. La RAE lo define como un movimiento político social de carácter totalitario, caracterizado por la exaltación nacionalista y por poseer una actitud autoritaria y antidemocrática. En 1995 Umberto Eco pronunció en la coferencia de la Universidad de Columbia una serie de rasgos comunes entre los regímenes totalitarios, entre los que se encontraba el culto a la tradición, la identidad nacional, la xenofobia, el llamamiento a las clases medias frustradas, el elitismo, el desprecio por los débiles, el culto a la muerte, un populismo cualitativo o el uso de la neolengua entre otros.

VOX nació en 2013 de entre el sector más conservador del PP, cuyo objetivo no era otro que acoger el voto de la derecha desencantada con sus políticas. Entre sus fundadores se encontraban Santiago Abascal (exdiputado del PP), Ignacio Camuñas (exdiputado del ala liberal de la UCD), José Luis Gónzalez (filósofo y exmilitante de UCD y PP) e Iván Espinosa de los Monteros.La formación se presentó en rueda de prensa donde hizo un alegato a la recuperación de principios y valores, del orgullo nacional y la unidad de España; junto a una fuerte crítica hacia las autonomías y el fortalecimiento de los partidos durante la Transición. Ignacio Camuñas exponía por entonces que “de VOX jamás se oirá por parte de las personas que encabezamos esta operación, ninguna crítica o descalificación al resto de los partidos”, algo que dista mucho de la realidad actual donde VOX se encuentra inmerso en contínuas descalificaciones hacia el resto de partidos.

En un principio el discurso de VOX pasó desapercibido, con resultados marginales y alejados de la posibilidad de conseguir una importante representación institucional. Sus filas estaban repletas de lo mejor del orgullo patrio –nótese la ironía-: excandidatos de Fuerza Nueva o Democracia Nacional (Ricardo Chamorro y Juan José Aizcorbe), condenados por fraude (Julio Vao)jueces inhabilitados (Francisco Serrano), gente ligada a la Fundación Francisco Franco (Carlos Portomeñe)antiguos skinheads de Acción Radical (José Ignacio Vega), del MSR (Jordi de la Fuente) o de Hogar Social Madrid y Acción Nacional Revolucionaria (Álvaro Leal Baquero). Todo un regalito.

Viendo semejante cantera, ¿cuál habrá sido el discurso de los candidatos de VOX desde sus inicios hasta hoy día?. Entre algunas de sus ilustres citas destacan:

  • “Tan tontito que dicen que era Franco y lo que hizo y lo que duró fue espectacular” Francisco Benavente.
  • “No hay que proteger a niños gays, si es que existe semejante cosa” – Alicia Rubio.
  • “Las mujeres no tienen derecho a abortar” – Javier Ortega Smith.
  • “Yo soy partidario de la discriminación” – Santiago Abascal.
  • “Desde luego lo que no hay son mujeres liberales que se proclamen putas, brujas y bolleras. Eso está reservado para piojosas de ultraizquierda” – Francisco Serrano
  • “A nuestra princesa de la infancia Cenicienta, la maltrataban su madrastra y hermastras, que son todas esas feministas feas que le dicen a las mujeres españolas lo que tienen que hacer” – Jorge Buxadé
  • “Nos encontramos ante la paradoja progre, en el cual la relación más segura entre un hombre y una mujer será únicamente a través de la prostitución” – Francisco Serrano
  • “Tiempo de rojos, hambre y piojos” – Juan José Bonilla.
  • “Lo que se ha estropeado en 40 años (de democracia), no se va a arreglar de la noche a la mañana” – Santiago Abascal, ¿guiño al franquismo?

Estas son solo algunas de las frases más polémicas del verdadero VOX, frases que han salido de la boca de sus candidatos y cargos electos fácilmente de encontrar en la hemeroteca o hasta en sus propias redes sociales. Frases que transmiten odio hacia minorías sociales, discriminación por orientación sexual y por supuesto, que profieren insultos hacia todos aquellos que no piensan como ellos.

La llegada del conflicto catalán hizo que el discurso de VOX girase aún más sobre su columna principal: la unidad de España. “¡A por ellos!” gritaban. Los de Abascal vieron una oportunidad única para rearmarse como únicos defensores de la unidad, convirtiéndose en verdaderos hooligans a los que no les avergonzaba utilizar una neolengua preconstitucional cargada de términos como asesinatos (abortos), progres (PSOE), etarras (vascos), enemigos de España (catalanes), golpe de Estado (referéndum catalán) o comunistas bolivarianos (Unidas Podemos). Con todo ello, alcanzaron su objetivo: que todos los medios de comunicación se hicieran eco de las propuestas de VOX gracias a su discurso incendiario.

A la proclama sobre la unidad nacional, le sumaría otro componente más para que su cóctel extremo terminase de calar en la sociedad española: la inmigración.VOX ha culpabilizado a la inmigración de todos los males y deficiencias del país, en concreto del desempleo, del auge de la delincuencia y de la falta de financiación para otros menesteres por “subvencionar la inmigración ilegal”. Sin embargo, los datos proporcionados por estos han constituido en su inmensa mayoría una de las mayores falacias políticas de los últimos años:

  • “El 70% de los imputados en manadas son extranjeros“: FALSO. No existen porcentajes oficiales sobre la nacionalidad de los imputados. La cifra del 70% de extranjeros la basan en un estudio de 2010 sobre agresiones sexuales múltiples en las que la víctima no conocía a sus victimarias.
  • “Cualquier extranjero puede venir a Madrid a operarse“: FALSO. Según el INSS, los extranjeros que precisan de atención sanitaria en España, deben presentar un documento que acredite el derecho a la exportación de la asistencia. En 2017 España cobró más de 300 millones de euros a otros países por asistencia sanitaria a ciudadanos extranjeros.
  • “Hay MENAS que cobran en ocasiones, más que nuestros jubilados o nuestras viudas: FALSO. Según el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, un menor extranjero no acompañado (MENA) no cobra ninguna ayuda. Puede percibir una especie de paga para ocio que rondaría los 10 euros semanales y que se otorgaría según su comportamiento. En total, podrían cobrar como máximo 40 euros mensuales.
  • “La mayoría de delincuentes son extranjeros”: FALSO. Según datos de 2017, los delitos cometidos por extranjeros suponen un 23,1%, en descenso desde 2013 donde alcanzaba el 25%.
  • “Nos roban el trabajo”: FALSO. Al contrario, asumían los puestos de trabajo peor pagados para que los españoles pudieran tener los empleos mejor pagados. Ejemplo: trabajos en invernaderos de Almería por apenas 400 euros al mes.

Los bulos de VOX también alcanzaron la violencia de género. Para estos resulta indispensable eliminar la ideología de género –como ellos se referieren al feminismo y reivindicaciones LGTBI– con el fin de acabar con un supuesto alto porcentaje de denuncias falsas hacia los hombres y que culmine con la derogación de la Ley de Violencia de Género:

  • La Fiscalía General del Estado señaló que en 2017 el porcentaje de denuncias falsas por violencia de género apenas representó el 0.01%. De las más de 1.2 millones de denuncias presentadas desde 2009 a 2017, solo 96 mujeres han sido condenadas por denuncia falsa, un 0.0078%.
  • VOX pide la derogación de la ley para promover una ley de violencia intrafamiliar que proteja por igual a hombres y mujeres. Los datos del CGPJ de 2016, recogen 38 sentencias condenatorias por homicidio y/o asesinato de mujeres en el ámbito de la pareja (el 79%) y 10 de hombres (el 21%). La autoría de los asesinatos a hombres se atribuye en 7 casos a una mujer y en 3 casos a un varón pareja o expareja de la víctima. El hombre no está exento de peligro, pero claramente se observa una mayor dureza contra un género concreto.

Con su discurso del odio bien cargado de populismo patrio, VOX se presentaba por pimera vez con opciones de representación a las elecciones andaluzas, bajo un programa que más tarde extendería por todo el país tras el éxito en las mismas, un programa para gobernar su amada nación y no exento de polémica.

Pero, ¿cuáles son las propuestas de VOX?: aniquilar las autonomías y centralizar el poder en el Estado, defensa de la familia tradicional o la expulsión de los inmigrantes son solo algunas de las 100 medidas que porponen y que podéis consultar aquí.

  1. ¿Exíste exaltación de lo nacional y la defensa de los símbolos de la patria? Sí. En su documento destacan los apartados 3, 8 y 60 donde abogan por dotar de la máxima protección jurídica a los símbolos de la nación, la protección de la identidad nacional y el reconocimiento del español a nivel internacional.
  2. Racismo y/o xenofóbia: el punto 17 señala como punto necesario la necesidad de acabar con el efecto llamada, apostando por la incapacitación indefinida a inmigrantes ilegales para obtener la nacionalidad española. En el punto 26 proponen levantar un muro infranqueable en Ceuta y Melilla, así como proveer de recursos necesarios a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, para paliar este efecto con total eficacia. La suspensión del espacio Schengen queda recogido en el punto 33.
  3. Persecución a minorías y traidores: el movimiento más castigado es el feminista –aunque también carguen contra el aborto y los derechos LGTBI– y por ende las mujeres, destacando el punto 70 en el que proponen derogar la ley de violencia de género, suprimir “organismos feministas radicales subvencionados” y perseguir las denuncias falsas. Vimos anteriormente el porcentaje que suponen estas en España.
  4. Defensa de la Nación: en el punto 27 destaca el incremento del presupuesto de Defensa y la implementación de una nueva política de defensa para proteger al país. Y que mejor forma de proteger la nación que la centralización y recuperación del poder por parte del Estado mediante las propuestas recogidas en el punto 35: eliminación de “cargos ideológicos”, cierre de televisiones autonómicas, defensores del pueblo, etc.

Dicho todo esto, llega el momento de las conclusiones. A la pregunta de si VOX es un partido fascista, cabría contestar con otra pregunta: ¿tiene una organización política como VOX cabida en una democracia?

La ultraderecha ha llegado a nuestras instituciones sigilósamente entre aplausos por sus discursos contra la inmigración y los enemigos de España. La solución jamás estará en aplicar la fuerza, en fomentar la exclusión, en culpabilizar a determinados colectivos ni en promover la xenofobia. La solución pasa por seguir construyendo un territorio multicultural y diverso, donde la libertad no tenga fronteras y mucho menos muros. Me atrevería a afirmar que rozan lo inconstitucional al ser contrarios a decenas de preceptos establecidos en la Constitución de su amada patria y no teniendo cabida en un estado presuntamente democrático como el nuestro; y es que cuando gritan “a por ellos” no es que estén utilizando una lenguaje metafórico.

Dicho de otro modo sí, son fascistas.

Fuente: Barrionalismo.