• La formación de izquierdas señala que no se la ha hecho partícipe en absoluto de un acuerdo que no comparte por no atender a los intereses de la ciudadanía.

La coordinadora local de IU Córdoba, María José Liñán, y el portavoz del grupo municipal de IULV-CA en el Ayuntamiento, Pedro García, han lamentado el acuerdo que el PSOE ha negociado y firmado en solitario con el Cabildo en relación a las visitas nocturnas y el espectáculo que en ellas se ofrece

García ha señalado que “nuestro socio de gobierno no ha contado con IU en ningún momento de la negociación por lo que nuestro punto de vista, muy alejado del acuerdo firmado, no se ha escuchado ni tenido en cuenta”.

La formación señala fundamentalmente dos puntos de desacuerdo con el convenio firmado. En primer lugar se plantea una cuestión económica, “el Ayuntamiento realizó una importantísima inversión de más de un millón de euros para llevar a cabo el espectáculo de los cuales no ha habido ni un céntimo de retorno a lo público o las arcas municipales, sino que ha quedado todo en manos de la Iglesia”, apunta García, y en segundo lugar, Liñán manifestó que “IU rechaza el relato que elabora y difunde la Iglesia católica sobre nuestro patrimonio por alejarse del rigor histórico, arqueológico y científico que merecen recibir los cordobeses, cordobesas y las personas que nos visitan, y así siempre lo hemos reclamado”.

Por último, García planteó serias dudas sobre la a priori buena noticia de la ampliación del horario de la apertura del Patio de los Naranjos. Según el edil, “podría ser una trampa porque, tras la concesión de la licencia al nuevo museo diocesano, donde se van a vender las entradas al templo, tememos que, a medio plazo, se aproveche para situar el control del entrada en la puerta del Patio, y de este modo lo hagan propio y quede privatizado”.

Por todo esto, Izquierda Unida lamenta que el PSOE cordobés tome en solitario estas decisiones de calado que afectan a los intereses de la ciudad y que, desafortunadamente, anteponga los intereses de la Iglesia frente a los de la ciudadanía, como ya parece que comienza a ser su tónica general.