La Asociación Vecinal Guadalquivir del Campo de la Verdad ve necesario la rehabilitación del barrio ya que las viviendas se asientan en arcilla expansiva, sin ningún tipo de cimentación, excepto las de nueva construcción, lo que provoca movimientos de casas y de todo tipo de infraestructuras, como las tubería que salen de las casas a la general

Piden que se haga público el resultado de una encuesta, que realizó en el anterior mandato Vimcorsa, que tenía como fin conocer el estado de las viviendas y la renta familiar para una posible intervención integral

La Asociación Vecinal Guadalquivir del Campo de la Verdad tramitó el 15 de julio una incidencia a la Delegación de Infraestructuras sobre el mal estado del asfaltado en la calle Hixén I. Por esta calle, suele pasar entre camiones de SADECO y Cáritas, “unos 20 camiones diarios más todos los que se cuelan, para acortar recorrido para los Cortijos y sus correspondientes tractores de maquinaria pesada Agrícola” Es por ello que “surgen boquetes y desniveles en el asfaltado que a su vez provocan frenadas brutas con la peligrosidad que supone para conductores y peatones”.

El 27 de julio, todavía no había pasado una semana y la Delegación de Infraestructuras había arreglado esos baches. Esta rapidez en solucionar el problema, “esperamos sea continuado” aunque contrasta con “la desidia y desinterés del Gobierno Municipal en general y en concreto de la Gerencia Municipal y  Vimcorsa”.

Hace un par de años la calle de Ciudad de Montilla estuvo cortada seis meses, por el arreglo de la calle. El origen del corte de la calle fue “la rotura de la tubería de una vivienda que van a la general, que los continuos rellenos del boquete provocó la ruptura de tubería de la vivienda y las aguas sucias ya no iban al colector central”. Emacsa no se hacia cargo, el Ayuntamiento tampoco, y “la familia que vivía en la casa no se sentían responsable”.

Las viviendas del Campo de la Verdad se asienta en arcilla expansiva, sin ningún tipo de cimentación, excepto las de nueva construcción, lo que provoca movimientos de casas y de todo tipo de infraestructuras, como las tuberías. Por eso “pese a la rápida intervención en la calle Hixén I, que no soluciona nada ya que el único remedio pasa por la rehabilitación del barrio”. Para lo que en un primer lugar, Vimcorsa hizo una encuesta en el barrio para conocer más en detalles la situación de habitabilidad en el barrio, “que aún no conocemos”.

La Asociación Vecinal en varias ocasiones han pedido los resultados de la encuesta a Vimcorsa así como “hemos pedido reuniones a la Gerencia de Urbanismo y a Vimcorsa”. Los representantes de la asociación en el Consejo de Distrito Sur la “hemos pedido directamente al alcalde en una reunión y nadie se digna ha decir nada”. Es por ello que les preocupa que “cada día hay menos participación y se deciden asuntos que afectan directamente al vecindario” de los cuales “nos enteramos por la prensa y si protestamos se nos dice que tendrán una reunión con la asociación, con el Consejo del Distrito o con el vecindario pero siempre deciden antes y sin consultar”.

Del mismo modo les preocupa el asunto de de las zonas inundables, “para la que también hemos pedido reuniones”. La Asociación Vecinal en nombre de tres familias ha tenido que dirigirse a la Gerencia de Urbanismo “reclamando las licencias para rehabilitar las casas que algunas llevan dos años esperando respuesta a la solicitud de licencia”.

El Campo de la Verdad “más que nunca necesita de la atención de las administraciones públicas porque entre la arcilla expansiva, el transporte pesado por el barrio y las zonas inundables, las viviendas sufren daños, desaparece la población y el comercio de cercanía”.

Por todo ello “pedimos responsabilidad al ayuntamiento y a las empresas municipales”. Córdoba no puede permitirse “perder El Campo de la Verdad”. La Asociación Vecinal “exige mantener una reunión que permita andar un camino para rejuvenecer el parque de viviendas que requiere una intervención urbanística y social que deben acometer las administraciones local, autonómica y estatal”.