La Mezquita es de titularidad pública y no hay prueba documental de lo contrario.

La Mezquita es de Titularidad Pública y no hay prueba documental fehaciente de lo contrario. Este es el dictamen de la Comisión de expertos sobre la Mezquita Catedral de Córdoba.

Esta mañana se ha presentado el informe de la Comisión de expertos sobre la Mezquita Catedral de Córdoba, comisionada el año pasado por el Ayuntamiento de Córdoba. La Comisión, compuesta por expertos historiadores y juristas, fue presidida por Federico Mayor Zaragoza, ex Director General de la UNESCO, y tuvo como integrantes a los historiadores Alejandro García Sanjuan y Juan Bautista Carpio Dueñas. Así como a la jurista Carmen Calvo, Catedrática de Derecho Constitucional, hasta su dimisión al ser nombrada Vicepresidenta del Gobierno.

La Comisión vio la luz gracias a la recomendación insistente de la Plataforma Mezquita Catedral argumentando la necesidad imperante de una comisión independiente de expertos. Fue constituida por al Ayuntamiento con el encargo de investigar la titularidad pública del monumento y construir un argumentario histórico – jurídico para reclamar su titularidad.

La Alcaldesa apuntó que haber mandatado a una comisión independiente era imprescindible “para no caer en una irresponsabilidad” y clarificó que “la comisión realizó su encargo desde junio 2017 en cinco sesiones de trabajo, con una austera asignación presupuestaria de 898 euros que cubrían exclusivamente gastos de desplazamiento”.

Como es sabido, el Obispado de Córdoba inmatriculó la Mezquita – como Santa Iglesia Catedral – a su nombre en el año 2006, al amparo de la polémica reforma de la Ley Hipotecaria del Gobierno de Aznar. Ésto permitió inmatricular templos de culto.

La comisión ha dividido el informe en una parte histórica y otra jurídica. Los historiadores destacaron que no queda acreditada la la titularidad de la Mezquita en manos de la iglesia.

Según Alejandro García Sajuan “desde el punto de vista histórico no existen argumentos que la Mezquita haya sido titularidad de la Iglesia”. “No hay documento que lo certifique”, añadió Juan Bautista Carpio Dueñas.

En el proceso de la conquista castellana “cualquier Mezquita pasa a ser propiedad real salvo que haya donación expresa” que en el caso de la Mezquita de Córdoba no se puede acreditar con archivos históricos. “Su uso siempre ha sido religioso, tanto en época islámica como cristiana.”

La Comisión concluye que la titularidad de la Mezquita es Pública, de Propiedad Estatal. Nunca ha sido del Ayuntamiento aunque su vinculación haya sido muy directa en la conservación y ordenación del Monumento.

En palabras de Federico Mayor Zaragoza, “La propiedad de la Mezquita Catedral nunca ha sido de la Iglesia Católica. El Cabildo la inscribió sin demostrar la propiedad y sin describirla, y además la inscribió mal, como Santa Iglesia Catedral, incluso la inmatriculación es incorrecta”.

Parece evidente que su inscripción en el registro de la propiedad por parte del Obispado, hecho denominado “inmatriculación indebida” por Federico Mayor Zaragoza, requiere ser anulada.

Elevando la polémica al horizonte del país, la Comisión recomienda la misma hoja de ruta para el conjunto de inmatriculaciones efectuadas por la jerarquía de la Iglesia católica.

En el caso de la Mezquita, la comisión apunta dos vías jurídicas para ello. Por un lado que el Estado interponga una demanda ante el Tribunal Constitucional que declare la inmatriculación nula, en cuanto a su efecto jurídico. Por otro lado si está vía no se pone en marcha que el Ayuntamiento emprenda las vías legales ordinarias.

Para la gestión de la Mezquita, salvaguardando su excepcionalidad, la Comisión recomienda la constitución de un patronato, compuesto por representantes del Estado, la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento, el Cabildo y representantes académicos – técnicos.

Un dictamen que, en su conjunto, va a revolucionar sin duda el debate social, político y jurídico, ya no solamente de la ciudad sino del país.

Está por ver las posibles consecuencias políticas y jurídicas. Y está por ver si el sistema jurídico muestra la independencia e imparcialidad tan necesaria y si el gobierno municipal, la Junta de Andalucía, el Congreso de Diputados y el Ejecutivo de Pedro Sánchez están, sin condición ni cortapisas, a la altura de lo que la memoria histórica y el sentido de justicia encomiendan.

Preguntada por Paradigma Media, la Alcaldesa se comprometió a una hoja de ruta coherente con el informe y transparente, una vez analizado y evaluado el informe. Destacó el compromiso dialogante en el proceso, en referencia al Cabildo.

Es imprescindible que el Ayuntamiento ponga el informe a disposición del gobierno central de forma inmediata y en pleno debate de las inmatriculaciones.

Federico Mayor Zaragoza subrayó el indudable carácter histórico de la “Mezquita Catedral como un ejemplo de valor histórico y de interculturalidad” y su “naturaleza pacífica entre las diferentes creencias e ideologías”, y subrayó, en respuesta a Paradigma Media, que “el no mantener esta condición puede tener como consecuencia descartar el monumento de la lista de monumentos Patrimonio de la Humanidad”. Ya que fue este carácter único de interculturalidad el que motivó la declaración adicional de excelencia a la ya existente declaración de Patrimonio de la Humanidad. “Se necesitan referentes a escala mundial, falta nos hace, mucha falta.” Y concluye que “todo esto haya servido para que, por fin, la gestión del monumento esté a la altura de su excepcional”.

A continuación reproducimos literalmente el informe de la Comisión:

Informe Comisión Expertos MEZQUITA CATEDRAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.