Muestran su apoyo a la Coordinadora de Mujeres del Distrito Sur y al Consejo de Distrito Sur.

Denuncian que las instituciones se desentiendan de ayudar a cambiar la situación de verdadero riesgo en las vidas de las personas que peor lo están pasando, y, sobre todo, las mujeres, donde recaen dobles cargas.

La Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres ha emitido un comunicado en el que muestra su apoyo a la lucha que mantiene el Consejo de Distrito Sur “para acabar con la desigualdad en este tiempo de confinamiento y que no tiene respuesta por parte de las políticas sociales tan necesarias y que tienen que atender a las necesidades más básicas de la comunidad, de la vecindad, y que, sin embargo, se está pagando con cinismo e hipocresía por aquellos/as cuya solución está en sus manos“.

En una nota contundente, la Plataforma ha denunciado que, una vez más, la desigualdad “recaiga especialmente sobre aquellas capas más desfavorables a nivel socioeconómico, y dentro de estas, las mujeres, donde recae la doble carga de la que se ha encargado en reproducir este sistema a través de la estrategia de la división sexual del trabajo“.

Por ello, no podemos quedarnos atrás para ofrecer nuestro apoyo a las iniciativas y denuncias llevadas a cabo por el Consejo del Distrito Sur y que está saliendo a costa del voluntariado poniendo de esta manera su vida en riesgo, ante la ceguera y desentendimiento de las instituciones“, continua la nota en la que se critica que las políticas municipales desatiendan la realidad de la sociedad de nuestra ciudad, y que, además, haya instituciones que “se enriquezcan con ello, cuando la mayor prioridad tiene que ser atender a la ciudadanía y donde el nivel socioeconómico no suponga ningún factor para estar más expuestos a que sus vidas corran más peligro“.

Mientras que desde la sociedad civil todas las acciones para paliar, en la medida de sus pocas posibilidades, las consecuencias de la actual pandemia, la Plataforma critica que lo que las instituciones sigan “aplicando sus políticas de individualidad o privatización de los recursos sin ser conscientes de su tarea y responsabilidad como parte del estado que tiene que velar por la seguridad de la ciudadanía·.

Por ello, compartimos las demandas que en un comunicado realizaron las compañeras de la Coordinadora de Mujeres del Distrito Sur, así como por parte del Consejo de este mismo Distrito, y que en definitiva, está apoyado por aquello que ha puesto el movimiento feminista a través de nuestras reivindicaciones manifestadas en la calle: Poner la vida en el centro. Una vida que no tiene que pagarse a través de las “donaciones” de millonarios/as lucrados/as por la desigualdad social, sino que tiene que ser cubierto como derecho. Hacemos un llamamiento a la ciudadanía, mujeres, hombres, colectivos… para crear y apoyar esa red de solidaridad tan necesaria y que demuestre que la ciudadanía, tal como están haciendo las compañeras y las personas implicadas, lleven a cabo la necesaria estrategia de unidad con la cual se podrán afrontar las injusticias“, termina el comunicado.