Hoy nos acompañan Dulce Rodríguez y Mar Ávalos, ambas en representación de la Plataforma Cordobesa Contra la Violencia a las Mujeres. La situación en las últimas semanas está superando los temores más pesimistas y, el número de mujeres que están siendo asesinadas por hombres, parejas o ex-parejas, se ha disparado. En dos meses van más mujeres asesinadas que cualquier mes de los últimos diez años, en palabras de Dulce. Ella y Mar ponen los puntos sobre las íes y ponen la situación de dónde, en realidad, nunca ha salido, que hay un terrorismo, el machista, que no se ataja como debe ser atajado y no se ponen las herramientas necesarias que sí se han puesto en otro tipo de terrorismo, el etarra, que, en número de personas asesinadas ha quedado muy por debajo. El terror que ETA sembró durante años en la población, es la mismo (e incluso podríamos decir que se ha quedado atrás) que la que el machismo proyecta sobre el 50% de la población, la femenina, y el resto, compuesta por hombres que se preocupan, sufren y se implican en la defensa de las vidas y derechos de sus compañeras. Mientras, la derecha española, que fue la mayor afectada por el terrorismo etarra, ante el machista no sólo desvía la mirada, sino que no hace absolutamente nada, e incumple leyes o las cambia para que sigan produciéndose las barbaridades que están ocurriendo.