El colectivo ciudadano presenta un escrito ante la Consejería de Cultura y denuncia públicamente el uso de tornillos taladrados sobre la piedra del monumento.

La Plataforma Mezquita Catedral, Patrimonio de Todxs ha pedido por escrito ante la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía en Córdoba que no se coloquen palcos metálicos sobre los muros centenarios del Conjunto Monumental durante los desfiles procesionales de Semana Santa del próximo mes de marzo ante el evidente riesgo de que sufran daños irreparables.

En el documento que ha presentado ante la institución autonómica, recuerda que la Comisión de Usos del Casco Histórico de Córdoba, compuesta por representantes del movimiento vecinal y varias áreas de la administración local, ya formuló diversas recomendaciones el pasado año en relación a la carrera oficial, que arranca en la Puerta del Puente y rodea el monumento Patrimonio Mundial de la Unesco. Entre ellas, desaconseja la utilización de estructuras modulares en el entorno de la Puerta del Puente y la propia Mezquita Catedral. La Federación de Asociaciones Vecinales Al Zahara de Córdoba también respaldó las conclusiones de la citada comisión del Casco Histórico.

En su escrito, la Plataforma solicita a la Consejería de Cultura, organismo responsable de la vigilancia y tutela del patrimonio histórico andaluz, que “sea tenida en consideración tanto la actual queja del colectivo ciudadano como la recomendación de la Comisión de Usos del Casco Histórico”, por cuanto la instalación de estructuras metálicas representa una “agresión” para un monumento Bien de Interés Cultural (BIC), incluido además en el catálogo del Patrimonio Mundial de la Unesco.

El colectivo patrimonialista advierte igualmente del impacto visual negativo que ocasiona la colocación de los pesados módulos metálicos durante varias semanas en un entorno turístico de primer orden en Córdoba. Es el tercer año consecutivo en que la Plataforma denuncia el “atropello patrimonial” de los palcos de pago sobre los andenes de la Mezquita Catedral. En 2018, las estructuras modulares fueron instaladas sin los informes preceptivos y con serios reparos técnicos apuntados en la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico.

Operario colocando estructuras metálicas en la Mezquita-Catedral.