Los brazaletes morados registran casi 50 agresiones machistas en la pasada Feria

La iniciativa contra las agresiones machistas ha vuelto a llevarse a cabo con la colaboración de voluntarias y de casetas denominadas “puntos morados”.

Con un resultado similar al informe del año anterior, el Café Feminista ha publicado un documento con las actuaciones que se han llevado a cabo esta feria desde la iniciativa de las brazaletes morados. Cabe destacar como novedad la colaboración del ayuntamiento de Córdoba, hecho que ha suscitado complicaciones que se recogen en el informe.

Casi 50 agresiones se han contabilizado por el grupo de voluntarias que este año ha conformado el conjunto de brazaletes morados. En el documento se pueden leer pormenorizados diferentes tipos de acoso y agresiones sexuales, donde el incidente de mayor gravedad ha sido un intento de violación. En muchos de estos casos recogidos por el colectivo las intervenciones de las brazaletes son cruciales en su resolución.

También se ha contado este año con los “puntos morados”, sumando una caseta más al total de estos, y siendo un punto de polémica recogido por los Cafés Feministas al haberse gestionado por parte del ayuntamiento un protocolo para que las casetas se adhirieran y generando con ello confusión.

Para concluir la polémica, el colectivo interpela al consistorio a intervenir de una forma diferente en próximos años: “Consideramos necesario que haya implicación por parte del ayuntamiento y de la sociedad en este tipo de cuestiones, pero ha de hacerse con el rigor, diálogo, seriedad y tiempo necesario para llevarlo a cabo. De otro modo se entorpece el fin de la campaña así como el trabajo de las voluntarias que sí hicieron sus deberes a tiempo”.

INFORME 2018:

Los cafés feministas son espacios de encuentro donde las mujeres cordobesas o residentes en Córdoba y alrededores pueden compartir sus experiencias e inquietudes feministas. Se celebran una vez al mes, y por cada dos cafés no mixtos donde únicamente participan mujeres, hay uno mixto al que pueden asistir hombres y mujeres. Los objetivos que llevamos a cabo desde los Cafés son explorar las distintas teorías feministas, debatir sobre acontecimientos de actualidad que afectan fundamentalmente a las mujeres, compartir experiencias, formarnos conjuntamente y poner en práctica lo aprendido por medio de acciones de colaboración orientadas desde un punto de vista feminista.

Ya hace más de un año que Café Feminista Córdoba comenzó a funcionar, consiguiendo implicar a decenas de mujeres en los diversos espacios que con el trabajo conjunto de todas se han constituido: espacios de concienciación y empoderamiento, organización y agitación feministas, colaboración entre colectivos de la ciudad… y este año una nueva iniciativa, tal y como hicimos en 2017, de Brazaletes Morados en la feria de Córdoba.

Esta acción pretende influir en nuestra realidad de varias formas:

Concienciar a la sociedad de que los espacios públicos aún no son lugares seguros para las mujeres, donde la violencia machista sigue muy vigente y está completamente normalizada. El acoso sexual, las agresiones verbales, físicas y concretamente, las de índole sexual, siguen sucediendo en nuestras calles. En acontecimientos públicos donde confluyen una gran cantidad de personas, como es la feria de Córdoba, las agresiones machistas se concentran en un espacio muy concreto a lo largo de todo el período festivo.

Conseguir implicar a más mujeres en la denuncia de un tipo de violencia que conocemos muy bien y que todas sufrimos. Empoderarnos y dar un paso adelante para decir ¡basta de violencias machistas! ¡la calle, la noche y la feria también son nuestras!

Acompañar e informar de sus posibilidades a las víctimas o posibles víctimas de agresiones machistas, siendo un apoyo y una mano amiga a la hora de
intervenir ante una agresión o trasladar la información a los servicios de emergencias.

Tejer redes de solidaridad entre mujeres, consiguiendo que tanto las voluntarias que participan en esta acción como las víctimas o posibles víctimas de agresiones machistas nos apoyemos y reconfortemos entre nosotras, identificando y concienciando sobre un problema que nos afecta a todas.

Para ello, las voluntarias se organizan en brazaletes móviles (que deambulan por la feria atentas para detectar algún tipo de agresión) y brazaletes fijas (presentes en los puntos morados). Un punto morado es una caseta que colabora con la iniciativa, por lo tanto dispone de brazaletes fijas conocedoras y participantes en la acción, han sido informadas de lo que supone la acción, tanto ellas como los trabajadores masculinos que tienen un papel diferente en lo que supone la acción, y poseen protocolos y brazaletes disponibles.

Este año, los puntos morados han sido:

ASPA (ya colaboró el año pasado)
ALA – COLEGA (nueva incorporación de este año)
CNT – La libertaria (ya colaboró el año pasado)
PCE/IU – Rincón Cubano (ya colaboró el año pasado)
SAT – Juan XXIII (ya colaboró el año pasado)

Ha existido cierta confusión con respecto a los puntos morados por motivos que detallaremos más adelante.

Una vez ha finalizado el período de esta feria de Córdoba de 2018, queremos hacer balance de las situaciones a las que nuestras voluntarias han tenido que hacer frente:

Viernes 18 de mayo

1. Incidencia de acoso sexual. Increpan a dos compañeras brazaletes móviles en la zona del botellón haciendo alusiones sexuales a su paso. Las compañeras prefieren no intervenir.

2 y 3. Incidencia de acoso sexual y agresión sexual en uno de nuestros puntos morados. Un chico se pone detrás de siete chicas y empieza a hacer aproximaciones y gestos sexuales hacia ellas (frotamientos). Repetidamente se le insta a que las deje tranquilas, pero él hace caso omiso. Agarra a una de las chicas (brazalete móvil voluntaria) y trata de besarla sin su consentimiento. Afortunadamente dos compañeras, brazaletes fijas, intervienen y le afean la conducta al agresor, consiguiendo incluso que intente disculparse. (Conocemos la identidad del agresor)

4 y 5. Incidencia(s) de acoso y agresión sexual. Durante uno de los conciertos de la caseta municipal, un grupo de hombres se pone detrás de un grupo de cinco mujeres. Uno de ellos se fija en una de las chicas que estaba perjudicada por la ingesta de alcohol. Poco a poco el grupo de hombres va rodeando al grupo de mujeres. El hombre va haciendo acercamientos con el cuerpo todo el rato hacia la mujer que se encuentra mal y empieza a ser insistente en los acercamientos. Una compañera brazalete que lo ve, se pone entre la mujer y el hombre y usa su cuerpo para distanciar al hombre de la mujer perjudicada. El hombre sigue arrimándose de forma invasiva e insistente, tratando de rozarse todo el rato y es entonces cuando la compañera da un par de codazos hacia atrás para distanciarlo. Entonces el hombre agarra a la compañera por las muñecas y ella consigue soltarse y lo increpa. Mientras esto sucede, otro de los hombres del grupo agarra a otra de las mujeres sin su consentimiento para bailar. Finalmente el grupo de la compañera consigue hacerse con el espacio y los hombres se alejan.

6. Incidencia de acoso sexual. En la zona del río, dos chicos se acercan a la misma compañera brazalete que intervino en la incidencia anterior que iba acompañada de una amiga. Uno de ellos empieza a dirigirse a ellas, pero ellas hacen caso omiso. Cuando llegan a un lugar en concreto, la compañera se da cuenta de que las están siguiendo y entonces da una voz muy alta, y entonces los chicos se asustan y se van.

Sábado 20 de mayo

7. Incidencia de acoso sexual. Una compañera brazalete móvil va al servicio en la caseta Gazpacho y un hombre la sigue hasta el baño. La mira insistentemente y en un momento determinado hace amago de intentar tocarla. Sin embargo, la que suponemos que es su pareja se acerca a él y el hombre se hace el despistado y se aleja junto a ella. (Conocemos la identidad del agresor).

8. Incidencia de agresión verbal. Avisan desde uno de nuestros puntos morados que una mujer se encuentra indispuesta por la ingesta de alcohol. Las brazaletes fijas se quedan pendiente de la situación, ya que la gente de alrededor empieza a reírse de ella. Una compañera brazalete fija se acerca y le ofrece ayuda, contactando con la Cruz Roja. Sin embargo la mujer desestima los servicios sanitarios, por lo que la compañera continúa atenta.

9. Incidencia de agresión sexual. En caseta “La Lola” un grupo de chicos de una despedida de soltero le toca el trasero a una chica. La chica se encara y entonces el chico le pide disculpas y el grupo se va de la caseta. Una brazalete observa la escena pero al resolverse la situación no interviene.
10. Incidente de acoso sexual. Se acercan a una compañera brazalete dos chicos y empieza a ponerse insistente proponiéndole relaciones sexuales a ella y a sus amigas. La compañera le dice que se marchen y finalmente lo hacen.

11. Incidente de acoso sexual. Dos chicos salen de la zona del botellón al ver a una compañera brazalete y su amiga y empiezan a seguirlas. La amiga no se encuentra bien y los chicos al darse cuenta de eso intentan convencerlas de que se vayan a su casa con ellos y empiezan a ponerse muy pesados. La compañera brazalete les dice que se vayan que las están molestando y que ya ha llamado para que las recojan. Por suerte los chicos se marchan y las dejan en paz y ellas logran marcharse.

Domingo 20 de mayo

12. Incidencia de agresión sexual. En una caseta un hombre empieza a restregarse contra un grupo de chicas. Entonces una de ellas que es compañera brazalete le dice que como no se vaya lo denuncia a la policía. El hombre se asusta y se va.

13. Incidencia de agresión sexual. En la zona de botellón, dos mujeres (una de ellas brazalete morado) van a buscar a una amiga que se ha perdido. Entonces un chico le toca el trasero a la compañera brazalete. Cuando la compañera va a responder el chico no está.

14. Cuando una brazalete y su amiga van a entrar a la feria, un grupo de chicos empiezan a preguntarles que dónde van tan solas y las siguen varios metros. Las chicas llegan a uno de los puntos morados y los chicos dejan de perseguirlas.

Lunes 21 de mayo

15 y 16. Incidencia(s) de acoso y agresión sexual. En el autobús, un grupo de jóvenes empieza a fijarse en dos chicas (una de ellas brazalete) y se miran haciendo comentarios en voz baja. Van subiendo el tono de los comentarios hasta que uno de ellos le dice a una de las chicas “vaya con la faldita ¿eh?”. Cuando intentan bajar del autobús, uno de los chicos alarga la mano y toca el trasero de la amiga de la compañera brazalete. La compañera les increpa, ellos se ríen y se bajan del autobús con a toda prisa. Ninguno de los pasajeros del autobús dice o hace nada al respecto.

17. Incidencia de acoso sexual. En la zona del río un hombre empieza a molestar a dos chicas diciéndoles “¿no queréis venir conmigo a casa?” y las persigue hasta que ellas consiguen salir de la zona poco iluminada. Ellas informan a una brazalete amiga que les informa de lo que acaba de ocurrir y la compañera las tranquiliza y comenta dónde se encuentran los puntos morados. Se quedan atentas para ver si el tipo aparece de nuevo, pero al no ser así continúan la noche.

18. Incidencia de agresión verbal. Una compañera brazalete ve a una pareja discutiendo acaloradamente. La chica quiere irse pero él no se lo permite y no
deja de insultarla. La compañera interviene y consigue convencer al chico de que la deje irse. La compañera brazalete la acompaña hasta el autobús y la chica se marcha.

Martes 22 de mayo

19. Incidente de acoso sexual. En punto morado un hombre con evidentes signos de embriaguez que va molestando a las mujeres de la caseta es invitado a irse por dos brazaletes fijas.

20. Incidente de agresión verbal. En una de las calles de la feria tres chicos detienen a una compañera brazalete y le piden que les haga una foto a los tres, a lo que ella replica que tiene mucha prisa y que se lo pidan a otra persona. Los tres chicos empiezan a lanzarle insultos sexistas por no hacerles la foto.

21. Incidente de acoso, amenazas y agresión verbal. Una chica es acosada por un chico en uno de los puntos morados y no deja de decir en voz alta que la deje en paz. Una brazalete móvil interviene porque el chico no deja de insultarla de forma machista. La brazalete le dice al chico que si continúa en esa actitud se verá obligada a llamar a la policía. El chico ignora a la compañera brazalete y cada vez se pone más agresivo, gritando. Entonces la compañera dice que va a llamar a la policía. En ese momento consigue captar la atención de la gente de alrededor, que en un principio ignoraba la situación, y la gente interviene y se llevan al chico lejos de la chica. La compañera intenta tranquilizar a la chica. Por lo visto el chico no la dejaba en paz porque ella no quería tener una relación con él y quiso amargarle a la noche. La víctima ya había dado parte a la policía, aunque no había querido denunciar. La compañera brazalete le dice que si quiere su compañía hasta su casa o al menos hasta el autobús, pero la chica deniega el ofrecimiento.

Miércoles 23 de mayo

22. Incidencia de acoso sexual. En un punto morado un hombre molesta a una mujer haciéndole insinuaciones. Una compañera brazalete interviene y el hombre cesa de insistir. Finalmente el hombre deja a la mujer tranquila y el hombre se marcha.

23. Incidencia de acoso sexual. En la zona de botellón varios chicos molestan a las chicas que pasan haciéndoles comentarios salidos de tono. Al no ir a más, las compañeras brazaletes que lo presencian no intervienen.

24. Incidencia de acoso sexual. De nuevo, en la zona de botellón un grupo de chicos molestan a las chicas de alrededor. Las chicas los ignoran y las compañeras brazaletes se mantienen alerta.
25. En un punto morado una chica está siendo molestada por un hombre con evidentes signos de no encontrarse bien. La chica habla con uno de los camareros, que avisa a una compañera brazalete. El hombre deja a la chica y empieza a discutir con otros hombres. La compañera se queda pendiente por si ocurre algo más, pero el hombre deja de meterse en problemas.

26. Incidencia de acoso. En la zona del botellón, un chico se muestra agresivo con una chica, y la chica consigue disuadirlo. Se le da el aviso a la compañera brazalete, que cuando llega la tensión ya ha sido resuelta.

27 y 28. Incidencia(s) de acoso sexual y agresión verbal. Una compañera brazalete y dos amigas están bailando fuera de una de las casetas. En esto que un grupo de cinco hombres se les acercan e insisten en bailar con ellas. Tras varias negativas uno de ellos intenta acercarse a una de ellas para intentar rozarse. Cuando la chica se aparta y la compañera brazalete empieza a increparlos, los hombres las insultan y se marchan.

29 y 30. Incidencia(s) de agresión verbal y acoso sexual. Al bajar del autobús una compañera brazalete que va a reunirse con un grupo de amigos recibe insinuaciones insistentes por su forma de vestir por parte de dos chicos. Cuando ella los rechaza, empiezan a insultarla y la siguen un par de metros hasta que ella les da esquinazo.

31. Incidencia de acoso sexual. Dos amigas, una de ellas brazalete, van a la zona del río. Allí un hombre sale desde una zona oscura con el miembro sacado y se dirige a ellas dando voces. Las chicas se marchan de allí.

32. Incidencia de acoso sexual. Cuatro amigas están pasándoselo bien en uno de los puntos morados cuando dos chicos se les acercan y empiezan a rozarse disimuladamente. Cuando una de las chicas se enfada y se encara, una compañera brazalete móvil que lo ve se acerca al grupo y les dice que como sigan molestando avisa a la gente de la caseta para que los echen. Los chicos se marchan.

Jueves 24 de mayo

33. Incidencia de agresión. En uno de los puntos morados un hombre ebrio se empieza a poner nervioso en la zona de los servicios y empieza a increpar a una mujer que esperaba a entrar. La mujer intenta quitárselo de encima, pero él la empuja y empieza a ponerse muy agresivo con ella. Una brazalete fija interviene y un familiar del hombre empieza a gritarle y gesticular. Cuando la brazalete le hace caer en lo agresivo que está siendo, se calma y pide disculpas. El agresor se marcha. La brazalete calma toda la situación y las personas implicadas dan las gracias a la brazalete por haber intervenido y sido amable.
34, 35, 36 Incidencia(s) de acoso sexual. Dos amigas, una de ellas brazalete, entran en la caseta Cosso. En dos minutos tocan el trasero a la amiga tres veces. Cuando se giran ven a un grupo de diez tipos que no asumen lo que han hecho.

37. Incidencia de acoso sexual. En una de las calles de la feria no dejan de decir improperios a las mujeres que pasan.

38. Incidente de intento de violación. Tanto una compañera brazalete como una de las coordinadoras de la Cruz Roja que colabora con nosotras nos avisa de que ha habido un intento de violación que no ha llegado a término. La chica tiene un cuadro de ansiedad cuando es asistida por los servicios sanitarios.

Viernes 25 de mayo

39 y 40. Incidencia de acoso sexual y agresión. En la zona del río un hombre está asustando a las mujeres que van, e incluso llega a agarrar a una chica que consigue zafarse. Dan el aviso a brazaletes que vigilan la zona y una de ellas llama a la policía para que se pasen a ver qué ocurre.

41. Incidencia de acoso sexual. Caseta La Nave. Un hombre no deja de acosar e intentar arrimarse a las mujeres. La gente empieza a percatarse de lo que sucede cuando una chica, amiga de brazalete, se le encara. Salen de allí agobiadas y se dirigen a la zona de la noria.

42. En un punto morado un acosador está molestando a las mujeres de la caseta. Se les tira encima y trata de arrimarse a ellas. Una chica que va con su grupo y con una brazalete se le encara y se defiende. El hombre se pierde entre la multitud y las chicas salen de la caseta.

43 y 44. Incidencia de agresión y acoso sexual. En caseta Gazpacho se encuentran tres chicas y un chico ebrio las está molestando de forma insistente. En un momento dado intenta besar a una de ellas que se aparta. El chico se marcha y las deja en paz. Una compañera brazalete lo ve y nos da el aviso.

45. Incidente de agresión verbal. Un grupo de chicas iban a entrar a una caseta y un hombre empezó a agredirlas verbalmente por su forma de vestir. Se avisó a la policía y se lo llevaron en el coche.

Sábado 26 de mayo

46. Incidencia de violencia machista. Discusión de pareja en una caseta donde él no le permite irse. El chico persigue a la chica. La compañera brazalete móvil se queda pendiente viendo si puede intervenir, pero finalmente ambos abandonan la caseta.

47. En uno de los puntos morados, una riña de dos mujeres se produce porque el hermano de una de ellas quiere agredir a su esposa. La compañera brazalete
aporta información a una de ellas y llama a la policía. La compañera habla con la policía y los servicios de seguridad se quedan alerta.

48. En un punto morado un acosador merodea a las mujeres intentando acercarse. Una compañera se queda pendiente, pero no hay más incidentes.

Además de estas incidencias, queríamos resaltar que en torno a la feria se dan una serie de circunstancias donde también el machismo está presente. Queríamos hacer una crítica al modo en que se hacen algunas despedidas de soltero, donde humillar a las mujeres o tener carta blanca para acosar sexualmente a las transeúntes parece estar permitido. Tuvimos una incidencia de una compañera a la que le impidió el paso uno de los chicos de un grupo de despedida que la obligó a darle dos besos bajo intimidación. Por otro lado, nos dieron una alerta en la que al parecer había una mujer esposada que llevaban de un lado para otro diciendo que era su “mono de feria”. En un primer momento pensamos que un grupo de hombres estaban abusando de una persona con algún tipo de discapacidad, pero después unas compañeras nos dijeron que era una despedida de soltero. En ella se daba la práctica de contratar a una mujer con el objetivo de reírse de ella y llevarla esposada por toda la feria -de hecho los abuchearon en una caseta según nos dijeron-. Indagando, esta mujer concretamente tiene detrás una situación de abandono por parte de la sociedad, vejaciones, humillaciones… Queremos invitar a hacer una reflexión acerca de si por tener unos recursos económicos y servicios a disposición de la clientela o si por el hecho de ser una “despedida de soltero” todo vale. Nosotras pensamos que existen muchos modos de divertirse que no incluyen el trato vejatorio o el acoso de mujeres.

Posible marco para situar estos datos

Según un estudio elaborado por la Delegación de Gobierno para la Violencia de Género concluye que dos de cada diez hombres normaliza violar a una mujer por vestir de forma “provocativa”.

“Una mujer que vista de forma provocativa no debería sorprenderse si un hombre intenta obligarla a mantener relaciones sexuales”. Casi un 20% de mujeres y un 20,8% de los hombres estarían de acuerdo con esa afirmación.

Casi un 17% de las personas encuestadas señala estar de acuerdo en que si una mujer es agredida estando borracha tiene parte de culpa por perder el control, depositando la culpa en la víctima en lugar del agresor.

El 32,3% piensa que tocar a una mujer sin su consentimiento no siempre debe de ser castigado por la ley. Curiosamente, el 97,8% dice censurar los abusos sexuales.

En cuanto a los comentarios de acoso sexual callejero, el 86% de las personas entrevistadas afirman que no debe de ser castigado por la ley.

3 de cada 10 hombres legitima violar a su pareja mujer.

Estos datos no hacen más que confirmar que aún queda mucho por hacer socialmente para que los abusos sexuales a mujeres dejen de ser una amarga realidad.

La nueva situación de la feria de este año

Este año, a diferencia del anterior, el ayuntamiento de Córdoba se ha implicado en la iniciativa. Desde Ganemos Córdoba se impulsó una moción para la realización de una campaña contra las violencias machistas en el espacio público que salió aprobada por unanimidad con la colaboración de Café Feminista Córdoba en septiembre de 2017. Atendiendo a uno de los puntos de la moción, se generó un protocolo para casetas trabajado por GC que contaba y recogía la perspectiva de quienes ya trabajamos en esto el año pasado, y que se ha negado a aplicarse por parte del PSOE. Por otro lado, se ha generado una campaña con prisas a partir de abril, contraviniendo las indicaciones y los tiempos necesarios para desarrollarla bien y que eran fundamentales para que la concienciación surtiera efecto. Las casetas se dieron prisa en firmar un protocolo mandado desde el ayuntamiento casi en plena feria, además de otras que se sumaron con la feria comenzada, haciendo que su aplicación sea prácticamente nula. De hecho el incidente en la caseta La Prensa, que constaba supuestamente como espacio libre de agresiones sexistas, fue denunciada por la utilización de gogós. Es tristemente un excelente ejemplo de cómo por firmar un papel, los espacios NO se convierten automáticamente en feministas. Sólo con trabajo y concienciación se logra el éxito en dichos espacios. El que se hayan agregado a los “espacios libres de agresiones sexistas” tantas casetas ha generado, además, que hubiera confusión con respecto a los puntos morados. Las casetas que se han adherido a última hora al protocolo no eran puntos morados y había personas que pensaban que sí. De hecho desde el Café tuvimos que echar para atrás a algunas casetas que querían ser puntos morados, antes de que el ayuntamiento se involucrase, porque carecían de los puntos mínimos que les pedíamos. Un punto morado necesita unos requisitos para serlo, esto es, a nuestro entender, contar con voluntarias concienciadas e informadas de la acción y presentes en todo momento en su caseta correspondiente, disponibilidad de protocolos para casetas y voluntarias (trabajado en nuestro colectivo) y conocimiento de lo que se va a hacer con tiempo de antelación y reuniones previas con los colectivos feministas (y constante contacto con las voluntarias durante toda la feria). Por eso volvemos a poner sobre la mesa la exclusiva legitimidad como puntos morados de las cinco casetas de este año: ALA-COLEGA, ASPA, CNT-LIBERTARIA, JUAN XXIII-SAT y PCE-RINCÓN CUBANO, donde sus voluntarias como brazaletes fijas, así como compañeros de trabajo en la caseta que tenían su propio protocolo de actuación como aliados de las brazaletes, sí han trabajado con nosotras desde el primer momento y por eso han podido responder eficazmente ante las agresiones machistas que hayan podido ocurrir allí.

El feminismo no es una cuestión baladí que deba tomarse con prisas, con intención de ponerse una medalla o fines electoralistas. De otro modo, ocurre lo que ocurre. Nosotras estamos aquí para ayudar a las mujeres que puedan sufrir una agresión machista y es a ellas a quienes nos debemos.

La campaña lanzada a última hora desde el ayuntamiento era vistosa pero carecía de contenido, pues el contenido ya estaba recogido en una moción que ha sido ignorada y en el trabajo interno y autoorganizado de las voluntarias (que siempre arroja resultados aunque sean modestos).

Consideramos necesario que haya implicación por parte del ayuntamiento y de la sociedad en este tipo de cuestiones, pero ha de hacerse con el rigor, diálogo, seriedad y tiempo necesario para llevarlo a cabo. De otro modo se entorpece el fin de la campaña así como el trabajo de las voluntarias que sí hicieron sus deberes a tiempo.

AGRADECIMIENTOS

Queremos reconocer y agradecer con el corazón en la mano el trabajo y esfuerzo de las voluntarias que se han implicado tanto desde nuestro colectivo como el de otros y que han estado en contacto en todo momento en la bolsa de voluntarias o la coordinadora.

Reconocimiento para las voluntarias que han tenido jornada doble en su caseta como trabajadoras y que a la vez eran compañeras brazaletes de ALA-COLEGA, ASPA, CNT-LA LIBERTARIA, JUAN XIII-SAT y PCE-RINCÓN CUBANO. Y también para los trabajadores de la caseta que han colaborado con la acción permitiendo que las redes entre mujeres fluyeran sin problemas.

Un abrazo también para lxs compas de Juan XXIII, colaboradorxs de esta iniciativa, así como a las personas involucradas en la caseta Fosforito, ambas casetas dañadas por el incendio que aconteció.

Agradecimiento para las compañeras que nos han ayudado con temas técnicos: P.C. (Café Feminista) y R. R. (CNT)

Muchas gracias a la Cruz Roja por su enorme labor sanitaria y en concreto, por la desplegada en esta feria. Queremos mandar un abrazo y un saludo a M.C. por haber puesto todas las facilidades al alcance de todas las voluntarias que hemos participado en la iniciativa.

Gracias a la rápida respuesta por parte de los servicios de seguridad, que han respondido sin dudar al requerimiento de nuestras voluntarias.

Gracias a la colaboración de la Plataforma cordobesa contra la violencia a las mujeres, Fórum de política feminista, Petra Kelly, Feminismos Córdoba.

Agradecimiento a Ganemos Córdoba y su equipo de trabajo por haber puesto empeño en que las cosas se hicieran como debieran y al Departamento de Igualdad del Ayuntamiento por toda la información proporcionada y facilidades (Gracias E. por tu buena disposición y amabilidad).

Y agradecer a todas las personas que se han interesado y han participado de un modo u otro en la iniciativa.

ANTE LA AGRESIÓN MACHISTA, AUTODEFENSA FEMINISTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.