Los vecinos y vecinas del Distrito Norte muestran su descontento por el abandono de los centros cívicos

Reclaman la descentralización real del Ayuntamiento con medios suficientes tanto de personal como materiales

29 abril, 2022

Concentración vecinal ante el Centro Cívico Norte

Los vecinos y vecinas del Distrito Norte de Córdoba han hablado. Y lo han hecho con una concentración delante del Centro Cívico de su zona, ubicado en Cruz de Juárez, para protestar por el abandono por parte del Ayuntamiento de este tipo de espacios vitales para el tejido vecinal de una ciudad.

La concentración tuvo lugar el jueves por la tarde bajo el lema ‘Las luchas del pasado son los derechos del presente, las luchas del presente son los derechos del mañana’, a la que acudieron miembros del Consejo del Movimiento Ciudadano y la Federación Vecinal Al-Zahara, y con ella se pretendía hacer ver la queja de los habitantes de la capital por el cierre de los centros cívicos. Estos espacios son instrumentos para la descentralización real del Ayuntamiento y un punto de encuentro vecinal con unos equipamientos al servicio de la ciudadanía.

Antes de la pandemia el Centro Cívico Norte disponía de servicios, algunos ya deficientes, como ha indicado el Consejo de Distrito en la convocatoria, equipamientos y actividades consolidadas en sus instalaciones, fruto de muchos años de esfuerzo. Pero la situación actual lo puede convertir en un espacio vacío y sin contenido, advierten.

«Un horizonte desolador propiciado por la inoperancia de las juntas municipales de distrito, que deberían regir estos centros, en su función de órgano gestor del Distrito y la política centralizadora del gobierno municipal», insiste la nota vecinal.

En concreto, lo que allí se ha perdido es una Oficina de Atención a la Ciudadanía, donde se podían hacer los trámites administrativos del padrón; una biblioteca municipal, ya que las mañanas «pasaron a mejor vida» por falta de personal; una técnico de Participación Ciudadana que se tiene que encargar de tres distritos ella solita, o la Policía de Barrio, de la que señalan en el comunicado que «es sólo un recuerdo prepandémico de quienes aún recuerdan sus furgonetas circular por nuestro Distrito».

El comunicado añade que los Servicios Sociales necesitan personal, que ahora es escaso en número y sin el respaldo suficiente para cubrir las necesidades y además se les aumenta la carga de trabajo. En cuanto a ordenanzas, indica que tras la inacción del Ayuntamiento durante 2018 y 2019, en que no se convocaron las plazas de ordenanzas que se habían aprobado, «hoy utiliza la falta de ordenanzas como excusa para abrir parcialmente o directamente cerrar los centros cívicos, amenazando con su privatización como única salida a la que siempre acuden». De igual modo, aseguran que «ha desaparecido totalmente» la promotora de igualdad y personal de juventud y desarrollo económico.

Finaliza el comunicado diciendo que en unos tiempos injustos en los que las jornadas se alargan y se vive persiguiendo el reloj, «lo último que necesitamos es que se centralicen los servicios municipales, obligándonos a sacar un hueco para ir al Centro».

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.