La directiva cree “primordial” que las formaciones políticas “se manifiesten en su posición” tras el duro trabajo de los vecinos en las mesas del mandato que termina.

Defienden estas iniciativas de participación y advierten de la “frustración” que causaría “no ver reflejado para nada tanto esfuerzo e implicación”.

La del Casco Histórico, la de la Deuda, Feria, Veladores, Memoria Histórica… La junta directiva de la Federación de Asociaciones Vecinales Al-Zahara ha recordado el “intenso trabajo, totalmente voluntario y recordamos sin remunerar” que han desarrollado sus representantes durante la Corporación Municipal que termina en los numerosos órganos consultivos creados. Se trata de una seria labor realizada que puede quedar en un “trabajo superfluo e inútil” si ahora las conclusiones a las que llegaron no son asumidas por los partidos en la próxima Corporación que salga de las urnas, dice advirtiendo dela “frustración” que ello causaría..

Aunque “las conclusiones obtenidas no son vinculantes, no es menos cierto que las administraciones tienen la obligación moral de al menos tener en consideración éstas, ya que si no, nos encontraríamos en un proceso de comisiones y mesas vacío” debido a que “tanto esfuerzo e implicación” no se reflejaría para nada a la hora de “conseguir algo tan importante como la mejora de la ciudad y, por ende, de sus ciudadanos y ciudadanas”.

Ante esta situación, y teniendo en cuenta que las comisiones acaban con el mandato de la actual Corporación Municipal, la junta directiva de Al-Zahara, que preside Antonio Toledano, cree “imprescindible que ante las próximas elecciones municipales los diferentes partidos expresen su opinión acerca de las diferentes conclusiones obtenidas durante el mandato” y que, también, “públicamente manifiesten su posición a favor o en contra de la creación de estas comisiones o mesas si consiguiesen alcanzar la Alcaldía.

Los responsables de la federación vecinal, además recuerdan que la constitución y funcionamiento de estas comisiones y mesas de trabajo ha sido “fundamental para la participación ciudadana, entendiendo ésta no solo como participación del movimiento vecinal, sino que comprende a muchos de los agentes sociales de la ciudad”, citando entre ellos a la Universidad, los sindicatos o los empresarios, entre otros.