Para la Junta Directiva de la Federación de Asociaciones Vecinales la implantación del aumento de horario en nuestra ciudad por parte del ayuntamiento, “solo acarrearía problemas de convivencia”.

El decreto de la Junta de Andalucía que permite a los ayuntamientos incrementar el horario de cierre de establecimientos de hostelería no es, a juicio de Al-zahara, una buena propuesta para nuestra ciudad por ir en contra de la convivencia entre hostelería y vecinas y vecinos.

El movimiento vecinal ha demostrado estar a la altura de las circunstancias y en diálogo con el ayuntamiento ha sido flexible a la hora de permitir que se interprete la ordenanza municipal que regula la instalación de veladores con flexibilidad (con el uso de más espacio público) para de este modo facilitar la recuperación de un sector tan importante en nuestra ciudad.

Pero esta norma de la Junta de Andalucía, “pensada fundamentalmente para ciudades costeras”, trae consigo la posibilidad del aumento de hora para cierre de establecimientos, petición recurrente del sector hostelero “como sucede con la posibilidad de realizar conciertos en terrazas” y que, desde hace dos años, “cuanta con nuestra total oposición, pues conllevaría, sin duda, un deterioro en el derecho de vecinas y vecinos al descanso”. Aunque este deterioro se produciría en toda la ciudad y periferia a “nadie se le escapa que en algunas zonas como el casco histórico el aumento de ruido, masificación, suciedad, …, sería mucho mayor”.

Alzahara  recuerda que “Asociaciones de los cascos históricos andaluces tienen interpuesto recurso al Decreto 155/2018 de la Junta de Andalucía que regula los espectáculos públicos, justamente por propiciar esa ampliación de horarios y de ruidos”.

Por último la Junta Directiva quiere poner de manifiesto que “siempre buscará el máximo consenso desde el diálogo”, tanto en este tema como en otros, “pero será inflexible a la hora de defender los derechos del vecindario para una vida digna de las vecinas y vecinos”. Ciertamente, con esta medida la junta de Andalucía, “creemos que sólo atiende las demandas de un sector muy pequeño, ya no de la población cordobesa, sino de la propia hostelería, por lo que incrementar horario solo supone desgaste de su personal y más gasto, y que no persigue el interés general”.