La asociación CIC Batá celebra el Día Internacional de las Mujeres Rurales, que se conmemoró ayer jueves 15 de octubre, promoviendo que se escuchen las opiniones, experiencias y voces de mujeres del ámbito rural de la provincia de Córdoba.

María Luisa López, presidenta de la Asociación de Mujeres Las Trece Rosas de Nueva Carteya: “Las mujeres del ámbito rural también somos arquitectas de la sociedad”. Nuria Hermu, una joven de Almódovar del Río: “Así que tenemos que conseguir exterminar todos estos estereotipos de mujer sumisa para que cuando hablen de mujer rural no piensen en la mujer antigua, sino en las mujeres empoderadas que somos ahora”.

La asociación CIC Batá celebra el Día Internacional de las Mujeres Rurales, que
se conmemoró ayer jueves 15 de octubre. Las mujeres de la provincia de Córdoba comparten sus reivindicaciones y experiencias de vida en redes, sociales,  promoviendo que se escuchen las opiniones, experiencias y voces de
mujeres del ámbito rural de la provincia de Córdoba.

“Tenemos un concepto muy equivocado sobre la mujer rural (…) Mujer rural es una mujer que, como yo, toma sus propias decisiones tanto en el ámbito familiar como en el laboral, disfrutando de la tranquilidad de vivir en un pueblo donde lo tienes todo a tu alcance. Así que tenemos que conseguir exterminar todos estos estereotipos de mujer sumisa para que cuando hablen de mujer rural no piensen en la mujer antigua, sino en las mujeres empoderadas que somos ahora”. Así de claro lo expresa Nuria Hermu, una joven de Almódovar del Río, quien se ha grabado un vídeo para compartir sus reflexiones en torno a esta efeméride.

Concha García, presidenta de la Organización Feminista de la Subbética afirma que es necesario que “reivindicamos el empoderamiento de las mujeres rurales, imprescindible para seguir avanzando”. Desde la Asociación de Mujeres Las Trece Rosas de Nueva Carteya, su presidenta, María Luisa López La Torre, declara que las mujeres del ámbito rural “también somos arquitectas de la sociedad”.

Además, una de sus socias, Sierri Pedraza, reivindica que “se le dé valor a los trabajos que durante años han hecho las mujeres rurales sobre todo artesanales”. Por su parte, Nieves Gamiz Navarro de la asociación de mujeres Sissia de Villa del Río reclama: “estamos un poco olvidadas. Pocas veces se nos ofrecen trabajos buenos y bien remunerados”. La presidenta de esta asociación del Alto Guadalquivir, Francisca del Castillo Rojas, considera que las reivindicaciones son las mismas que la de cualquier mujer en temas como la violencia género o la desigualdad salarial. Sin embargo, expone que las “brechas son mayores y se notan más en el medio rural”.

Mujeres jóvenes y mayores se ponen frente a la cámara de sus teléfonos móviles para expresar reivindicaciones y experiencias de vida como acción comunicativa en las redes sociales promovida por CIC Batá.  Hoy se podrán ver estos vídeos, comentar y compartir a través de los perfiles de CIC Batá (@CICBata) en Instagram, Facebook y Twitter, canales donde se difundirán estos mensajes, invitando a que se incorporen nuevas ideas, comentarios y aportaciones.

“Yo tengo hijos y a la hora de salir a la calle, siento que están más protegidos que en una gran ciudad. El tráfico no es tan denso ni tan agresivo. La gente en los pueblos vive con más calma”, expresa Rafi Alcocer de Almódovar del Río al compartir qué es lo que más le gusta de vivir en el medio rural. Por su parte, Adeli Ruiz de Nueva Carteya destaca “los senderos de kilómetros y kilómetros”. “El contacto directo existente entre generaciones” es otra de las ideas que pone de manifiesto Josefina García Pérez de Nueva Carteya. Todas ellas están encantadas de vivir en sus pueblos y así se podrá ver mañana en las redes sociales.

En este 15 de octubre no podemos olvidar la contribución de estas mujeres en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Son muchas e invisibles. Por eso, las mujeres de la provincia de Córdoba también lo quieren dejar claro. “Intento formarme para así educar a la gente de mi entorno en valores de igualdad (…) Por el hecho de ser mujer nadie tiene que juzgar ni mi forma de vestir ni mi forma de vivir”, así de contundente comparte Beatriz Delis de Almodóvar del Río su contribución a un mundo mejor. “Intentar focalizarme en las cosas buenas, no en las malas, y transmitirlas en mi entorno” y “educar a mi hija y nietos en valores”, entre las acciones compartidas desde Nueva Carteya.

CIC Batá impulsa estos contenidos transmitidos en primera persona por mujeres de la provincia de Córdoba en el marco del proyecto “Mujeres rurales empoderadas crean nuevas narrativas sobre su contribución a la Agenda 2030,
movilizando a la ciudadanía de la provincia de Córdoba”, una intervención de educación para el desarrollo, financiada por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID). Con este proyecto se pretende generar espacios de formación, de intercambio y de empoderamiento comunicativo donde las mujeres son las impulsoras de un relato a favor de la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, retos para hacer nuestro mundo más justo, pacífico y un planeta habitable en 2030.