Plataforma de Solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela en Córdoba.

El pasado sábado, 10 de agosto, se celebró la jornada mundial “No más Trump”. El 5 de agosto el presidente Trump firmó una orden ejecutiva que declara un embargo a Venezuela. Según el rotativo New Herald la nueva medida “permitiría la aplicación de sanciones contra cualquier individuo o compañía que sostenga operaciones o brinden cualquier tipo de respaldo al régimen de Caracas”. La nueva medida profundiza el “bloqueo total” de EEUU a Venezuela, después de que Trump ordenara paralizar los activos del Ejecutivo venezolano en el país estadounidense. El presidente de Estados Unidos también ordenó bloquear las propiedades del Gobierno de Venezuela en Estados Unidos impidiendo que “todos los bienes e intereses en bienes” que se econtraran en la actualidad o “en el futuro” en EEUU no puedan ser “transferidos, pagados, exportados, retirados o tratados de otra manera”. Esto significa un “bloqueo total” al país venezolano por parte de EEUU, el “punto más alto desde el inicio del bloqueo económico” a Venezuela.

Desde que el pueblo venezolano inició, mediante reiterados procesos electorales, el proyecto bolivariano al servicio de su mayoría social se enfrentó a la oposición y resistencia de los poderes económicos y políticos neoliberales, especialmente de Estados Unidos. Las agresiones que se han sucedido han sido brutales, desde un golpe de Estado hasta cierres patronales y boicots económicos y comerciales.

Mientras se agredía a la revolución bolivariana con acciones desestabilizadoras de carácter económico, comercial, financiero y político, otros pueblos que cuentan con recursos naturales y minerales estratégicos sufrieron la intervención militar de los estadounidenses, unas veces con más aliados y otras con menos pero siempre en contra del derecho internacional y sin contar con la ONU (Afganistán, Iraq, Libia, Siria, etc.), convirtiéndolos en Estados fallidos y generando el éxodo de millones de personas.

Hoy se vuelven a poner en marcha todos los mecanismos y recursos con que cuentan USA y sus satélites (embargos y boicots económicos, financieros y comerciales, golpe de estado, injerencia extranjera y, si hace falta, la invasión militar y la guerra) con el objetivo de apropiarse de los recursos estratégicos que tiene la República Bolivariana de Venezuela (petróleo, oro, diamantes, coltán, bauxita y otros).

Por desgracia, igual que en anteriores ocasiones, el gobierno del Estado español (ya sea de PP o del PSOE) se adhiere sumisamente a lo ordenado por Estados Unidos. Por ello instamos al Gobierno español a denunciar el “bloqueo total” de EEUU a Venezuela y garantizar su “soberanía”.

El gobierno español debe aclarar en sede parlamentaria lo antes posible si ha previsto sumarse al bloqueo decretado por Trump y, en caso negativo, qué medidas tiene previsto adoptar para denunciarlo y también para contribuir a que avance el proceso de diálogo y consolidar la convivencia pacífica en Venezuela. Por último, el Gobierno español deberá adoptar las medidas oportunas en el ámbito de las relaciones bilaterales y multilaterales para garantizar la legalidad internacional y la soberanía en Venezuela, pues estamos convencidos de que solamente con el respeto al derecho internacional y a la ONU y buscando el diálogo en el marco de la Constitución que el pueblo venezolano se ha dado, se superará la situación provocada por los intereses egoístas de los poderes neoliberales.