No vamos a permitir esta asfixia a la Escuela Pública mientras la privada-concertada se expande para hacer negocio con la educación

Las AMPAs vuelven a la calle para reclamar igualdad de trato con las empresas privadas que gestionan centros educativos con concierto educativo.

Destacan la indignación del sector de la Escuela Pública ante la negación del mantra de la libre elección que desde Consejería y Delegación lanzan continuamente.

Aportan datos contundentes que refuerzan sus reivindicaciones y avisan de la situación nefasta que se genera en los centros del entorno.

5 junio, 2021

Si las AMPAs estamos otra vez en la calle es porque se está vulnerando nuestro derecho a la libre elección y porque quienes tendrían que defender lo público y con ello a la escuela pública, no solo no lo hacen, sino que lo ponen en riesgo. Ni la Consejería de Educación, ni la Junta de Andalucía, ni tampoco el Gobierno central. Porque la interesada cantinela de la libre elección no incluye a las familias y al alumnado que, curiosamente, opta por la escuela pública. Y mientras se nos cercena el derecho a elegir, se excusan en que el cierre de líneas es porque la natalidad ha bajado. La baja natalidad que, al parecer, solo afecta a la pública. Si las familias y el alumnado estamos otra vez en la calle es para reclamar lo que por derecho nos pertenece: el blindaje de la escuela pública. Para recordar que la escuela pública ni se toca ni se cierra.

Nos vamos a tolerar que se sigan cerrando líneas de la educación pública mientras se blinda a la concertada e incentivan fiscalmente a la privada. Nos resulta indignante que en este mismo mes se saque una ley por la que una familia que tenga a su hijo en un colegio bilingüe se desgrave 150 euros mientras cierran aulas públicas en el único centro bilingüe alemán de la provincia de Córdoba, el nuestro. ¿De verdad esa es su gran apuesta por el bilingüismo? No. ¡Nos toman el pelo!

Los datos de nuestra zona son muy claros: hay tres concertados con 9, 11 y 11 solicitudes. Otro con 27 solicitudes para 50 plazas. Como están blindados, ¿van a dejar una clase de 14 y otra de 13 en ese colegio y en el nuestro dos de 25 debiendo aceptar inevitablemente todas las matrículas de la barriada de Trassierra en periodo extraordinario y aumentando con ello la ratio? Se les olvida que seguimos en pandemia y con unas medidas de seguridad muy difíciles de cumplir con niños de 2 y 3 años.

Hay un claro doble rasero. Hay una desigualdad de tratamiento en la toma de decisiones de la Administración que redunda negativamente en la escuela pública. Pues, en la concertada, además de que el mantenimiento de unidades se revisa cada 3 años, jamás se quita una unidad previo al período de escolarización, cosa que en la pública pasa cada año. Que es legal, sí. Pero no todo lo que es legal es justo. En la zona Zoco-Ciudad Jardín, van a dejar a los concertados con una ratio muy inferior a la de nuestro colegio pudiéndolo evitar si mantienen la unidad que nos han eliminado injustamente. ¡Nuestros hijos tienen los mismos derechos!

¿Nos interesan nuestros bosques?

¿Nos interesan nuestros bosques?

Según nuestro modelo de sociedad, cualquier actividad que realicemos, dentro del marco económico en el que vivimos la gran mayoría, tiene que ser productiva económicamente y, tiene que dar, por lo tanto, unos beneficios económicos a corto plazo. ¿Nuestros bosques...

¿A quién corresponde la gestión de la Mezquita?

¿A quién corresponde la gestión de la Mezquita?

La primera década del presente siglo ha sido nefasta para la gestión de la Mezquita. A medida que iba en aumento el número de visitantes, y las consiguientes ganancias en la tesorería del cabildo catedralicio, a los obispos de la diócesis cordobesa les molestaba cada...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.