• Podemos Córdoba ha remitido una nota de prensa firmada por su portavoz, Cristina Pedrajas, en la que manifiestan que la providencia para restituir nombres de calles franquistas es ILEGAL y una ofensa y vejación directa a las víctimas.
  • Apoyan y demandan la supresión de cualquier símbolo de franquista existente aún en la ciudad, con mención explícita a los recogidos en el dictamen final de la Comisión Municipal creada para tal efecto en el mandato anterior.
  • Advierte que tomará las medidas legales para que desde el Ayuntamiento de Córdoba se rechace la exaltación de personas designadas por la dictadura franquista.

Nota de prensa de Podemos Córdoba.

Ante la conocida noticia de las medidas para los primeros cien días de gobierno, adoptadas por el actual Gobierno Municipal de Córdoba, en la que en su punto quince se incluye una relacionada con recuperar urgentemente los nombres de la Avenida de Vallellano, calle Cruz Conde y Plaza de Cañero, y ante la inminente noticia recogida en la prensa de la providencia de inicio del proceso a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo, desde PODEMOS CÓRDOBA manifestamos:

1. Que el simple hecho del comienzo de la providencia para la retirada de los nombres actuales de esas calles y plaza, para restitución de los anteriores nombres retirados por la anterior corporación municipal, en cumplimiento de la actual legislación, es ilegal y atenta directamente contra la Ley de Memoria Histórica 52/2007 de 26 de diciembre y la Ley 2/2017 de 28 de marzo de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía.

2. El artículo 15.1 de la Ley 52/2007 de 26 de diciembre Ley de Memoria Histórica establece textualmente que “… las administraciones públicas en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, la guerra civil y de la represión de la dictadura”.

3. El artículo 32 del capítulo tercero dedicado a los símbolos y actos contrarios a la Memoria Histórica y Democrática de la Ley 2/2017 de 28 de marzo de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía dedicado a elementos contrarios a la Memoria Histórica y Democrática establece también en los puntos 1 y 2 del citado texto la obligatoriedad de las administraciones públicas “para adoptar las medidas necesarias para proceder a la retirada o eliminación de los elementos contrarios a la Memoria Democrática de Andalucía”.

4. Cuarenta años después de la promulgación de la Constitución Española, intentar devolver y mantener esos nombres a las calles y Plazas de Córdoba, atenta contra el ordenamiento jurídico, español y andaluz, además de ser una permanente ofensa y vejación directa a las víctimas que protegen estas leyes.

5. Que en el Dictamen de la Comisión Municipal para la Memoria Histórica ya quedó aprobado, en unos casos por unanimidad y en otros por mayoría, el cambio de los nombres de estas calles, avenidas y plazas.

Este grupo municipal apoya y demanda la supresión, por imperativo legal, de cualquier símbolo de la dictadura franquista existente aún en la ciudad de Córdoba, con mención explícita a todos los recogidos en el dictamen final de la Comisión Municipal creada para tal efecto en la anterior legislatura.

Repetimos una vez más que creemos que la presencia o restitución de cualquier símbolo o elemento de otro tipo que con su permanencia siga alabando los valores y la figura de las personas que hicieron posible aquel régimen de terror fascista, suponen un grave perjuicio a la democracia y a la memoria de las víctimas y muy mal podremos educar en los valores basados en la democracia a las nuevas generaciones mientras símbolos que representan justamente a un régimen que se construyó contra ella sigan presentes en nuestros espacios públicos e instituciones.

Este grupo municipal tomara las medidas legales oportunas, conjuntamente con los colectivos de defensa de la Memoria Histórica y Democrática, para que desde el Ayuntamiento de Córdoba se defiendan y propugnen los valores superiores recogidos en nuestro ordenamiento jurídico, la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político y se rechacen la exaltación de personas no elegidas democráticamente sino elegidas y designadas por los poderes políticos de la dictadura, algo que ataca directamente a los principios democráticos por los que han de velar todas las instituciones públicas.

Cristina Pedrajas Rodríguez
Portavoz Grupo Municipal PODEMOS CÓRDOBA