La situación en Nicaragua se va complicando cada vez más conforme pasan los días. Las revueltas contra el matrimonio Ortega-Murillo, reprimidas de forma violenta, se van multiplicando conforme esa violencia se va acentuando por parte del gobierno y de las fuerzas paramilitares desplegadas. Nos ilustra una especialista en la zona, Marta Barreira, y nos visita un caso real, Roberto Dávila, un nicaragüense que, tras ver como asesinaban a su hijo, ha tenido que salir huyendo de su país y reside actualmente en Córdoba, en casa de una sobrina.

Nuestro compañero Álex Castellano entrevista a Roberto en una charla dura y que nos demuestra la violencia desdemedida de los estados a la hora de reprimir a quienes deberían defender: al pueblo.

Puedes escucharlo aquí: