La plataforma se solidariza con todas las personas afectadas por el Covid-19 y agradece la inmensa labor de la plantilla de la sanidad pública.

No admitirán nuevas medidas que no sean en favor de las personas que más necesidades sin cubrir, como la vivienda, van a tener.

La Plataforma 15M-Stop Desahucios Córdoba ha emitido una nota de prensa en la recuerdan a las instituciones que la salida a esta crisis sociosanitaria no puede ser parecida a la que se produjo a raíz de la que estalló en 2008 y que, socialmente, desembocó en un movimiento como el del 15 de mayo de 2011, que sacó a la gente a las calles reclamando “un cambio de rumbo y llamando a la resistencia. Entonces nos golpeaba una crisis, de la que aún no nos hemos recuperado, una crisis que se pretendió resolver haciendo lo que tantas veces hemos denunciado, hasta en nuestras camisetas: rescatan al banquero, desahucian al obrero”.

Para salir de esta nueva crisis, entienden que se deben articulas medidas totalmente opuestas a las anteriores, y que deben estar “basadas en priorizar la defensa de los derechos y los cuidados frente a la peor versión de un sistema neoliberal que ha globalizado el interés del capital por encima de cualquier otra meta, también de las economías locales y la salud del planeta y la humanidad.” Unas medidas que deben reconocer derechos básicos, económicos y sociales, trabajar en mejorar la calidad de la democracia, rescatar a las familias y no a los bancos y grandes capitales. Si bien reconocen que el Gobierno del Estado ha planteado medidas más favorables a esos derechos y que pueden aliviar, advierten de que son insuficientes.

Stop Desahucios recuerda que Córdoba se encuentra en una situación mucho peor que la mayoría de ciudades de Europa, en cuanto a desempleo, precariedad y necesidad de vivienda social, por lo que plantea una ampliación del parque público de esas viviendas que debe partir preferentemente, por tener la competencia, de la Junta de Andalucía. Algo “que tantas veces hemos exigido, tanto al gobierno andaluz actual como al anterior“, pero que no ha tenido la contestación esperada.

También muestran su preocupación por los nuevos presupuestos municipales, tanto en los recursos que destine como en las orientaciones políticas que lleven. Especialmente preocupante para la Plataforma es el futuro de la Oficina en Defensa de la Vivienda y avisan “de que lucharemos contra cualquier paso atrás que se pretenda dar en materia de apoyo al derecho a la vivienda digna“.

Hoy muchas familias, también muchas de las que componen nuestra plataforma, están confinadas en viviendas que no reúnen las mínimas condiciones, en las que ni alimentos suficientes tienen, lo cual es sencillamente intolerable. Estamos dispuestas al cooperar para una salida social a la crisis, para que el apoyo mutuo sea el principio que nos guíe y no el interés de unos pocos. Garantizar una renta básica, techo, salud, alimentación, igualdad… esos son los principios que han de guiarnos. En esa línea que cuente quien quiera con nosotras y nosotros, pero en otra línea… a resistir y a luchar, porque sabemos que sí se puede“, termina el comunicado.