Enrique Rodríguez, en primer plano, con Laura Llorca y Rafael del Castillo al fondo.

Inés Fontiveros

Para el ¡¿Qué tal?! 2020 ha sido un ciclón. En marzo, como toda la programación de Paradigma Radio, tuvo que parar por el confinamiento a causa de la pandemia del Covid-19. En mayo, cuando empezábamos a programar el regreso, nuestro queridísimo Álex Castellano decidió dar un paso al lado e Inés Fontiveros, con la ayuda temporal de Rafael Juan, tomó las riendas y pudimos emitir siete programas más desde el fin del confinamiento hasta comenzar el parón de agosto. Y, a la vuelta, fruto de un duro trabajo durante el mes de verano, y a pesar de las “sorpresas” en forma de aislamientos, contagios, contactos con personas contagiadas, en octubre, con la incorporación de Enrique Rodríguez junto a la propia Inés, hemos podido hacer hasta la fecha otros siete programas. Para más “inri” y dada la dificultad que para muchas personas invitadas tenía el poder atendernos un sábado, decidimos cambiar el programa a los jueves por la tarde. Pero hoy, podemos decir con total tranquilidad que el programa se ha asentado, la audiencia sube cada semana, y el grado de conocimiento de nuestra humilde emisora aumenta con cada día que pasa. Y que la nueva pareja que conduce el programa nos está haciendo pasar horas fantásticas de radio desde lo social, desde el optimismo reivindicativo, desde la cultura cordobesa, desde lo humano. Y, todo ello, gracias además a uno de nuestros técnicos, Adrián Velarde que, como J.J., el otro técnico, desarrollan su labor en Paradigma de forma altruista y creyendo en el proyecto a tope.

 

Como cada semana, os hemos dejamos arriba el programa completo. En esta ocasión, algo más tres horas, porque hoy, la ocasión lo merecía. Y, a continuación, vamos sección a sección, aunque las de hoy no guardarán el esquema habitual. En el primer corte mantenemos el editorial del día, hoy dedicado a la igualdad, la solidaridad y la justicia social. Y después, a presentar los contenidos del programa.

 

A continuación, Inés y Enrique han hecho un repaso de los temas que han sido protagonistas del ¡¿Qué tal?! en los últimos tres meses: el sinhogarismo, el grupo de Poetas y Cristianas por el Clima que están cada jueves en el programa, la ecología con Guillermo Contreras, los cuidados, los servicios públicos, la inmigración, el feminismo, la cultura, … Como dice Enrique, “algo en lo que Paradigma no tiene competencia y que, aunque es para una inmensa minoría, pero la verdad es que quien quiera saber sobre estas temáticas, sabe que lo tiene solo en Paradigma“.

 

Las fiestas que vienen por delante tienen muchas caras. Y muchas aristas. Pero en este momento nos queremos referir a las diferentes formas de vivirlas. Y para eso tenemos a gente que no las pasa en casa. Flor es argentina  y las pasará en nuestro país, en Madrid. Lucía es cordobesa y está trabajando en Alemania. Eva Ramírez, otra cordobesa, nos cuenta por qué se tuvo que ir con su pareja a Birmingham. Y, para acabar, un italiano, Mauro, que vive en Córdoba. La emoción, sin “ñoñerías”, sin vueltas a casa de marca de turrón, con la verdad que las personas guardan en el alma. No os lo perdáis, porque nuestra Inés y nuestro Enrique nos hacen sacan la humanidad que tienen y rebuscan en la nuestra.

 

Y, en ese sentimiento, en esa humanidad, Enrique e Inés dan otra vuelta de tuerca y nos traen a representantes de colectivos sociales que todo el año luchan sin parar por una Córdoba, por un mundo más justo. Y nos traen a personas honestas, grandes, con mucha “gracia y arte”. Amalia Pedraza de la Plataforma Cordobesa en Defensa de las Pensiones Públicas y de l@s Yay@sflauta; Antonio Fernández “Chache”, de la A.V. Las Palmeras; Benjamín Cortés, de ACISGRU y Emilia Murillo, de la Cocina Abierta del C.S. Rey Heredia. La Córdoba real. La Córdoba viva. La Córdoba auténtica.

 

Y otra de las señas de identidad del ¡¿Qué tal?! son las tertulias, por las que van pasando cada jueves amigos y amigas que nos dan su opinión sobre los temas de actualidad que se les proponen. Por eso, Miguel Santiago, Noelia Ojeda, Ana Baragaña y Olga Ramírez nos saludan y nos cuentan su experiencia en el programa. Y, como remate, volvemos a escuchar el poema de Francisco Javier Guerrero, “Vacaciones”

 

Pero hoy, el miembro invitado de Poetas por el Clima era Antonio de Egipto, y no podemos sino disfrutar, emocionarnos, con su poema “El Lago“.

David Luna

Y en plena euforia llega, para rematar la faena, David Luna. David se ha incorporado esta temporada al ¡¿Qué tal?! y nos trae su sección de cultura llamada, para misterio de Enrique e Inés, “Artículo 44“. Ni siquiera hoy, que es previo de navidad, que termina el año, que el anís hace sus efectos, David desvela el por qué del nombre. Tendremos que esperar. De momento, también nos hizo un precioso recuerdo de lo tratado en la sección, con cortes que nos retrotrajeron a jueves anteriores.

 

María José Blanco y Rafael Juan

Y el final de fiesta lo llenan las personas que gestionan la Asociación Paradigma Media Andalucía. Esas personas que están detrás de todo, que cuidan de la economía y de que todo funcione como tiene que ser; que gestionan los contenidos de la web de nuestro periódico digital; que mueven las redes sociales; que llevan la documentación burocrática correspondiente. Personas que hacen funcionar una asociación sin ánimo de lucro que vive de lo que sus personas asociadas aportan para mantenerla y a las que, en definitiva, hay que agradecer el que podamos escuchar programas como este o cualquiera de los demás que salen en Paradigma Radio; o agradecer las noticias que se publican en la web. A ellas, esta asociación, les está agradecida como ningún tópico puede calificar. Son la razón de que existamos y de que sigamos luchando porque Paradigma siga creciendo como medio de comunicación de la gente más maravillosa de nuestra ciudad, de nuestra Andalucía y del mundo entero: la que se preocupa por los demás y lucha por la justicia social. ¡Ojalá 2021 suponga un fuerte avance para nuestro proyecto pero, sobre todo, para la consecución de esa justicia social! De nosotros y nosotras depende, en una buena parte, que tengamos un ¡FELIZ 2021!