Mientras las previsiones apuntan a que la tercera ola puede superar a la segunda, el gobierno andaluz no ha tomado ninguna medida excepcional para la vuelta a centros educativos después de navidad, que ya se ha producido en numerosos municipios de nuestra comunidad.

USTEA considera inadmisible que, inmersos en una tendencia totalmente desfavorable de aumento de contagios por Covid-19, no se hayan planteados medidas de prevención y seguridad reales y efectivas en cuanto a la vuelta a las aulas, más aún cuando desde numerosos ámbitos de expertos se señala que esta nueva ola podría llegar a ser más grave que la segunda si no se toman las medidas oportunas para contenerla y cuando los datos de aumentos de contagios en Andalucía son, en palabras del Consejero de Presidencia, “preocupantes”.

En este sentido, USTEA afirma que no es compresible que el propio Presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, haga alusión a la necesidad de “extremar las precauciones” ante la “tendencia global al alza” de la pandemia, mientras que el gobierno que él mismo dirige elude la responsabilidad de proteger la salud del conjunto de la Comunidad Educativa andaluza, no aplicando el principio de precaución y prudencia ante una vuelta a las aulas que se está produciendo tras unas fechas en las que la actividad social ha sido intensa y en condiciones propicias al contagio, como son las reuniones en espacios interiores. No en vano, otras comunidades autónomas han decidido retrasar el inicio de las clases tras las vacaciones navideñas, al tiempo que en algunos países de nuestro entorno, como Alemania o Reino Unido, los centros permanecerán cerrados al menos hasta el mes de febrero, ya que, se asegura desde las autoridades de estos países, los centros escolares son un foco de transmisión del virus, algo que mediante la propaganda y la falta de transparencia se ha pretendido ocultar por los responsables políticos andaluces.

USTEA recuerda que siempre ha defendido que se dote a la educación pública de todos los recursos y medios para garantizar una presencialidad segura en las aulas, lo que implica una bajada significativa de la ratio, garantizar las condiciones de ventilación y el resto de condiciones ambientales de las aulas, tenido en cuenta las bajas temperaturas actuales, el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales para la protección de los y las trabajadoras, etc.

Por todo ello, ante la reunión del comité de expertos que asesora al gobierno para el estudio de nuevas medidas que se celebrará el próximo viernes, USTEA exige al Gobierno de Andalucía que tome todas las medidas de seguridad y prevención necesarias para preservar la salud del conjunto de la Comunidad Educativa de nuestra comunidad y, en definitiva, al conjunto de la población andaluza. No considera admisible que, ante la actual situación epidemiológica y ante el esfuerzo que tanto profesorado como alumnado y familias están realizando durante este curso, se reciba por parte de la Consejería de Educación y del Gobierno de Andalucía toda una serie de desprecios hacia nuestra seguridad, ninguneando nuevamente a la escuela pública con una falta de transparencia indignante y una falta de sensibilidad atroz ante las consecuencias y el sufrimiento que una tercera ola pudiera causar.

Más información en la web de USTEA.