Tras las denuncias de escapes en la céntrica industria cementera, la federación vecinal pide que la Junta y el Ayuntamiento “atienda a los ciudadanos” en su demanda de “un aire limpio de residuos” y “desatascar esta situación de parálisis”.

La Junta Directiva de la Federación de Asociaciones Vecinales Al-Zahara presidida por Antonio Toledano, considera que “los últimos acontecimientos producidos en la fábrica de Cosmos por los que se están produciendo numerosos escapes no hacen otra cosa que demostrar que se está convirtiendo en un problema crónico para la ciudad de Córdoba”, una situación que debe “servir de acicate” para intentar por todos los medios que “un problema tan acuciante pueda resolverse de una manera que intente contentar a todas las partes”, aun siendo conscientes de que la actual crisis sanitaria y económica no lo hace más fácil.

Los intentos de la vecindad para desatascar la situación legal, en muchos casos tortuosa, la constante negativa de la empresa a buscar soluciones y en demasiadas ocasiones la apatía política están haciendo que los problemas de polución, ruidos, etcétera sigan siendo una constante desde hace demasiado tiempo en nuestra ciudad”, afirma el escrito. Así, “en estos momentos en que la preocupación por la salud es prioritaria”, tanto la Junta de Andalucía como nuestro Ayuntamiento “tienen el deber de atender a la ciudadanía de Córdoba en su pretensión de contar con un aire limpio de residuos nocivos. No es aceptable que la quema de residuos se produzca en suelo urbano y justo al lado de viviendas y colegios”.

Por todo ello, la federación vecinal insta a las administraciones a que “intenten desatascar esta situación de parálisis en la búsqueda de soluciones y junto a las organizaciones que llevan trabajando largo tiempo en este asunto”, algo que debe pasar por “la paralización de toda actividad que no esté contemplada y regulada para esta fábrica” y, por supuesto, “por un nuevo reordenamiento urbano”, siendo éstas las premisas para cualquiera de las negociaciones que “debe relanzarse inmediatamente” para no estar “frente a otro problema crónico en nuestra ciudad”.