La Federación Al-Zahara de Asociaciones Vecinales muestra su preocupación por la finalización del Plan Siga y la no convocatoria de las escuelas de verano

Ante la finalización del programa de seguridad alimentaria (plan Syga) por parte de la Junta de Andalucía, la directiva de la federación de asociaciones vecinales Al-zahara muestra su intranquilidad por que ello provoque problemas de alimentación a miles de niños y niñas que parece que de repente no tienen necesidad de asegurar su nutrición adecuada y suficiente

Para la Junta Directiva de la Federación Al-Zahara en la situación de dificultades económicas en las que viven ahora miles de familias “parece conveniente extender el programa al menos mediante la entrega de tres comidas diarias”, tal y como se ha estado haciendo en el último trimestre y que “ha favorecido la difícil situación de miles de familias de toda Córdoba y, en especial, de las barridas más desfavorecidas”.

A ello se suma la suspensión de la celebración de las escuelas de verano, por parte del Ayuntamiento de Córdoba “lo que agudiza el problema para la infancia que esperaba y necesitan asistir a las mismas”. Hay que recordar que esta medida afecta a un millar niños y niñas, que además de participar en las actividades propias de una escuela de verano, favoreciendo la conciliación familiar,  siendo en un centenar de casos, desayuno y almuerzo, “asegurando una alimentación equilibrada y sana”.

Una de las prioridades que esta Federación siempre ha mantenido durante el estado de alarma provocado por la pandemia ha sido que “en ningún caso las personas más desfavorecidas fueran las más afectadas por la situación de esta crisis”, por lo que “se debería hacer un esfuerzo por parte de las administraciones para mantener la seguridad de que los niños y niñas de nuestra ciudad tienen una alimentación suficiente y adecuada”. Con la llegada del verano las necesidades no desaparecen y “las administraciones deben seguir actuando”

Al-Zahara afirma que “el argumento que se esgrime sobre que no se puede asegurar unas condiciones seguras para la ejecución de estos programas, contrasta con el programa de refuerzo estival educativo que la Junta de Andalucía va a desarrollar en dos colegios de la ciudad”, para el cual parece que no hay dificultades de organización. “Se podía haber contado con las entidades sociales para buscar medidas paliativas a esta decisión tan drástica y que afecta, como hemos dicho antes, a los más vulnerables”

Por todo esto, dicha Federación vecinal insiste en que a la hora de tomar decisiones tan trascendentales para la población se barajen todas las posibilidades alternativas.