Foto de portada: Braulio Valderas

 

Contra todo pronóstico, el andalucismo está vivo. Así ha quedado reflejado en un día “de perros”, en el que la lluvia que necesita el campo andaluz ha acompañado a las 8.000 personas, aproximadamente, que han demostrado que también quieren a acompañar a Andalucía a salir de los niveles más altos de pobreza, que quieren sacar a su tierra de los puestos principales de los ránquines de desigualdad.

La Plataforma Andalucía Viva, que dio a conocer su manifiesto el pasado 5 de octubre y que empezó a organizar entonces la manifestación que ha tenido lugar hoy en Córdoba, está compuesta ya por más de 1000 personas y más de 100 colectivos que se han adherido a ese manifiesto. Un grupo motor, formado por personalidades de la cultura y el activismo como Isidoro Moreno, José Chamizo, Pura Sánchez, o los cordobeses Antonio Manuel Rodríguez y Miguel Santiago, son las caras visibles de un movimiento ciudadano que ha sacado de sus casas a mucha gente que llevaba tiempo buscando un referente para organizarse en la lucha por sus derechos, más allá de las punteras movilizaciones feministas y ecologistas.

La manifestación partió de los Jardines de los Patos a las 12’00 de la mañana y llegó a la Torre de la Calahorra sobre las 14’00 horas. Durante el recorrido, se hicieron tres paradas para tres hitos históricos para el andalucismo: el Manifiesto de la Nacionalidad, la Asamblea de Córdoba o la Primera Manifestación obrera donde se gritó “Viva Andalucía libre”.

Como suele ocurrir, la guerra de cifras adquiere tintes tragicómicos, pues siempre suele obedecer a criterios que nada tienen que ver con el mero cuenteo aproximado de las personas presentes en las manifestaciones. Las cifras aportadas por la policía, unas 2.000, quedan en entredicho, no ya sólo por la mera apreciación de la comitiva. La imagen que aportamos a continuación confronta dos noticias con el mismo escenario pero diferentes cifras. Tan sólo remarcar que, cuando la foto de hoy (izquierda) fue tomada, aún doblaban las últimas personas la Cruz del Rastro hacia Ronda de Isasa.

El carácter ciudadano de la manifestación quedó reflejado en la participación de los colectivos y movimientos sociales que luchan a diario por los derechos fundamentales de la sociedad, como las plataformas por la vivienda, colectivos de inmigrantes, pensionistas, trabajadoras y trabajadores del campo, del servicio de ayuda a domicilio, ecologistas, feministas, en defensa de la libertad afectivo sexual, de la enseñanza y la sanidad públicas, laicismo, etc. A nivel sindical, USTEA y SAT y a nivel político, Adelante Andalucía, han participado también en esta movilización.

El final de la manifestación, bajo un fuerte e intenso aguacero, ha sido en la Torre de la Calahorra, donde se ha leído el manifiesto y ha habido dos intervenciones musicales para acabar con el Himno de Andalucía.

Ahora cabe esperar la continuidad del trabajo de la Plataforma Andalucía Viva, si, como así han anunciado sus integrantes, se mantiene la idea de empezar a tejer un movimiento que trabaje en el apoyo mutuo entre las diferentes reivindicaciones de los distintos colectivos sociales y culturales de Andalucía, tomando, como ha sido el lema de la plataforma, los derechos por bandera.

Os dejamos, como siempre, una galería de vídeos y fotos de la manifestación.