CASAdelaVIDA: UN PROYECTO DE VIVIENDA COLABORATIVA PARA VIVIR EN COMPAÑÍA

                                             “Cuando se ha comprendido lo que es la condición de los viejos, no es

                                                       posible conformarse con reclamar una política de la vejez más generosa,

                                                       con aumento de las pensiones, con alojamientos sanos y ocios organiza-

                                                       dos. Todo el Sistema es lo que está en juego y la reivindicación no puede

                                                        ser sino radical: CAMBIAR LA VIDA”

                                                                                                  Simone de Beauvoir, 1983

CASAdelaVIDA, Sociedad Cooperativa Andaluza de Interés Social, es una organización democrática y de carácter progresista sin ánimo de lucro que basa sus actuaciones en los principios de democracia interna, participación de las personas asociadas y con plena independencia respecto a los poderes públicos y organizaciones políticas, económicas y sociales. La formamos un grupo de personas diverso en edades y situaciones laborales pero con una inquietud común: LA AUTOGESTIÓN DE LA VEJEZ.

Empezamos nuestra andadura en Octubre del 2011 con una primera asamblea para poner en común las múltiples ideas en torno a la elaboración de un proyecto con ese objetivo: La autogestión de nuestra vejez.

No sabíamos en, aquel momento, que iniciábamos un proceso tan complejo y tan rico  de acercamiento y profundización en la realidad, en nuestros deseos, en nuestras posibilidades…. En el transcurso de estos casi ocho años de trabajo, nos hemos hecho conscientes de lo poco que sabíamos acerca de lo que deseábamos; hemos afrontados los obstáculos legales, administrativos, sociales y personales; la incomprensión, la desconfianza, y, a veces, la sonrisa benévola de quienes ostentaban los poderes. Hemos establecido alianzas  con quienes nos precedieron o caminaban a nuestro lado y, como sujetos políticos y ejerciendo nuestra ciudadanía de pleno derecho, hemos convertido nuestro proyecto en una reivindicación social para un sector invisibilizado de la población: LAS PERSONAS MAYORES NO DEPENDIENTES.

Intentamos discernir si los análisis que se hacen, desde los poderes, sobre la vida de las personas, ponen la vida de las mayores en el centro o son otros intereses –capitalistas y heteropatriarcales- los que ocupan este lugar. No es suficiente abogar porque las personas mayores seamos activas y productivas, o esa actividad se regula adecuadamente o los resultados pueden ser contraproducentes para nuestra salud, nuestro merecido descanso y nuestra calidad de vida. Lo mismo pasa con el tema de los cuidados. El sostenimiento de la vida, el cuidado y la atención de las personas, no han sido ni son un elemento central de las políticas públicas ni de los debates económicos; de momento lo que prima es una defensa de la actividad como supuesta garantía de un envejecimiento feliz. Compartimos con Zaidi, 2008:1 que “El envejecimiento de la población debe ser considerado como un logro de nuestras sociedades y no como un gran desastre a punto de suceder”

¿No será más aconsejable que seamos nosotras, las personas mayores, quienes decidamos lo que conviene a nuestros intereses?

A esto llamamos ENVEJECIMIENTO ACTIVO TRANSFORMADOR Y AUTOGESTIONADO y, en este contexto crítico se inserta nuestro proyecto CASAdelaVIDA.

Hicimos nuestro el concepto de ENVEJECIMIENTO ACTIVO (OMS, 2002) porque “se evoluciona de un concepto de envejecimiento centrado en los cuidados de la salud a un modelo más integrador que incorpora los derechos de ciudadanía plena de las personas mayores y los principios de independencia, participación, dignidad, cuidado y autorrealización”. (López de la Cruz, Laura. Sánchez Medina, José Antonio y otros. Valencia, 2017) y se corresponde con el objetivo que tenemos para esta etapa de nuestra vida. Dejar de formar parte de la “población activa” no tiene que suponer pasar a formar parte de las “clases pasivas.”

Para que este modelo se lleve a buen término es indispensable contar con los apoyos sociales, jurídicos y sanitarios necesarios y disponer de un entorno y una comunidad vivencial que propicie lo anterior, considerando estos apoyos como inversión y no como gasto.

Uno de los elementos básicos del modelo de Envejecimiento Activo es LA PARTICIPACIÓN entendida como la implicación que hace referencia tanto a nuestro proceso de envejecimiento como a la toma de decisiones para mejorar el entorno sociopolítico de la comunidad, redefiniendo la imagen de las personas mayores, desalojando del sentir colectivo estereotipos desfasados relacionados con la pasividad y la superficialidad de sus aficiones. Esta participación será un ejercicio de ciudadanía para hacer realidad el Envejecimiento Activo y romper con dinámicas paternalistas hacia las personas mayores.

Así, paso a paso, asamblea tras asamblea, hemos pergeñado un proyecto para CASAdelaVIDA,  DESDE UNA MIRADA SOBRE EL ENVEJECIMIENTO, QUE REFLEJE LA CAPACIDAD DE GESTIÓN, LA INICIATIVA Y LA PARTICIPACIÓN DE UN SECTOR QUE, PROGRESIVAMENTE, VA ROMPIENDO LOS MOLDES QUE SE HAN CONSTRUIDO PARA LA VEJEZ. Y, TAMBIÉN, HEMOS ADQUIRIDO EL COMPROMISO  DE TRASLADAR ESTA MIRADA A LA SOCIEDAD CIVIL Y POLÍTICA.

Este proyecto se construye con la participación de todas las personas asociadas, autogestionado desde su inicio y en su desarrollo, es único porque parte de nuestras necesidades y respeta nuestra autonomía. Somos un grupo humano cohesionado desde el conocimiento, el respeto, la colaboración y la amistad, tenemos un compromiso activo con la igualdad entre hombres y mujeres y con el Medio Ambiente; entendemos la ayuda mutua y la organización de redes solidarias puntales claves para la transformación social.

Creemos en el modelo de Vivienda Colaborativa y en que este Modelo Innovador es de Utilidad PÚBLICA Y SOCIAL.

Ante la emergencia del envejecimiento poblacional, es uno de los modelos a desarrollar porque posibilita la autonomía y la autogestión de la propia vejez y da respuesta al problema de SOLEDAD Y AISLAMIENTO al poner a las personas y a la interrelación vecinal  en el centro. Da una imagen positiva sobre el envejecimiento: no somos personas pasivas ni sujetos de entretenimiento y consumo. Nos permite desarrollar nuestra capacidad para proyectar, emprender, hacer cambio voluntario de vida, participar y cogestionar. Para CASAdelaVIDA es un concepto nuevo de vivienda, proponemos: el USO frente a la especulación y el ánimo de lucro, la PARTICIPACIÓN para superar la cultura del miedo, los ESPACIOS COMUNES para superar el individualismo, la EFICIENCIA contra la dependencia de los recursos energéticos y las PUERTAS ABIERTAS para interactuar con el entorno donde nos ubiquemos. Por tanto, no sólo preparamos un lugar donde envejecer, sino que, a la vez, contribuimos al desarrollo de una sociedad más sostenible, integrativa y solidaria. MÁS HUMANA.

En el camino que hemos recorrido vivimos algunos momentos de alegría y otros de incertidumbre y dudas sobre la posibilidad de realizar nuestro  proyecto. Nos encontramos con administraciones que no han legislado  sobre este modelo habitacional, como ocurre en la local, hay ciudades que empezaron después que CASAdelaVIDA, y ya se está construyendo. (Antequera). Al presentar nuestro proyecto de Viviendas Colaborativas al Ayuntamiento, a partidos políticos y empresas municipales, a todos les parece una gran idea a la que apoyar, pero a la hora de darle forma nos encontramos con muchas barreras. En los planes de Ordenación Urbana no se contempla este tipo de viviendas colaborativas en cesión de uso y la Gerencia de Urbanismo, hasta hoy, pone muchos obstáculos.

Pero no todo es negativo, VIMCORSA, la empresa municipal de la vivienda en Córdoba, en Junio de 2017, creó el Foro FOCO, un espacio para el debate y la promoción de cooperativas de viviendas en cesión de suelo de titularidad pública, apoyar las casas-patios y otros proyectos de interés social. Participamos en este Foro con la confianza de conseguir suelo para nuestro proyecto de viviendas colaborativas. En febrero de 2018, el grupo municipal Ganemos Córdoba,  presentó una moción al pleno del Ayuntamiento  para que la empresa municipal de la vivienda apoyara y fomentara este tipo de proyectos. Fue apoyada por todos los partidos políticos. El Ayuntamiento, a través de la empresa municipal, VIMCORSA, propone articular un procedimiento para la cesión de suelo, por un periodo de al menos 75 años, a la cooperativa CASAdelaVIDA que será quien construirá y administrará las instalaciones.  Estas serán de dos tipos: Los espacios comunes para la convivencia de la comunidad, el desarrollo de actividades y el encuentro con el entorno y las unidades habitacionales, espacio de la intimidad de cada persona o personas que la habiten. La Cooperativa cedería estos espacios a las personas cooperativistas en cesión de uso durante el tiempo que vivan en la comunidad y tendrán derecho a la devolución de su aportación al capital social y a las aportaciones realizadas para la construcción del edificio. A esta devolución tendrán derecho las personas socias que decidan abandonar el proyecto o quienes la hereden en caso de fallecimiento. Terminados los años de cesión de suelo, el Ayuntamiento rescatará el suelo y recibirá la edificación sin coste alguno para el erario público pasando a ser patrimonio del Ayuntamiento en su totalidad que habrá dado una solución habitacional y de convivencia a un colectivo que está creciendo y que quiere compartir su tiempo de vida.

Hoy podemos deciros que vivimos nuestro proyecto como motor de transformación social, que envejecer no es renunciar a la Vida. Hemos de crear espacios donde sea posible crecer, compartir e intercambiar lo vivido, en un ambiente de mutuo apoyo y solidaridad. Que tenemos  derecho a que nuestras reivindicaciones sean atendidas.

¿Estarán nuestras instituciones y quienes las gestionan a la altura?