• Desde el cambio de gobierno municipal, se le impide consultar el Expediente de COSMOS S.A. a pesar de tener derecho a ello.
  • A pesar de no haber movido un dedo en este tiempo, el Gerente declaró que no iba a impedir la incineración si tenía el permiso de la Junta.
  • Todo ello a pesar de que es el Ayuntamiento, mediante el PGOU, quién tiene que evitar que se incinere, al menos, en la actual ubicación de la fábrica.

La Plataforma, personada en los expedientes de Solicitud de Licencia de incineración de residuos de Cementos Cosmos S.A. y de Innovación del PGOU para la regulación en el uso industrial de la implantación de instalaciones que utilicen residuos como combustible alternativo, “venía teniendo acceso sin ningún obstáculo hasta el final del anterior mandato. En los 4 meses que lleva el nuevo cogobierno, a pesar de solicitar de forma reiterada los expedientes para ver si ha habido algún avance o cambio, desde la Gerencia de Urbanismo se les ha negado tal posibilidad“, manteniendo así el Ayuntamiento su nueva política de arrinconar a la ciudadanía representada en la información e implicación en temas que les afectan tan directamente como es este caso.

Así, denuncian que, mientras antes tenían a su disposición la documentación en menos de una semana, ahora, a pesar de estar respaldados por el derecho, no tienen respuesta alguna a su solicitud.

Córdoba Aire Limpio critica que, “a pesar de que la Presidencia de la GMU que ha venido y viene proclamando como eje de su gestión política, la transparencia y la agilidad administrativa, ha demostrado, con Córdoba Aire Limpio una actitud poco transparente, un comportamiento administrativo poco ágil y abúlico“.

La Plataforma ha mostrado su preocupación al leer una entrevista en Diario Córdoba en la que el presidente de la Gerencia, Salvador Fuentes, manifestó que “hay que hacer un trámite para cerrar la innovación; que no van a cuestionar a Cosmos –nadie ha cuestionado la cementera, sí el que se incineren residuos- ; y cuando la periodista le pregunta si darán licencia a Cosmos para valorizar, si la solicita, o si la sancionarán si valoriza sin la misma, responde que si Cosmos tiene autorización ambiental integrada, y la tiene otorgada por la Junta, él no era quién para sancionar, ni iba a cuestionar eso”.

Antes estas afirmaciones, Córdoba Aire Limpio aclara que aunque, en efecto, esa cuestión no es competencia de la Gerencia de Urbanismo, si lo es “garantizar el pleno cumplimiento del PGOU,  y ha quedado fehacientemente demostrado a lo largo de todo el proceso y ya existe documentación numerosa al respecto, que en la actual ubicación de la cementera de la multinacional VOTORANTIM, no se puede incinerar

Cabe recordar que esta cuestión ha sido defendida desde un primer momento por la Plataforma y el conjunto de organizaciones que la componen, y es lo que se firmó en 2011, antes de las anteriores elecciones municipales en el  Pacto por un Aire Limpio por IU, PSOE, Ganemos Córdoba, PP y Ciudadanos. Desde pocas semanas después de su firma, los hoy socios de gobierno ya se desdijeron de su compromiso.

Córdoba Aire Limpio exige “seguridad jurídica y ambiental para los ciudadanos cordobeses que secularmente vienen padeciendo las molestias y afecciones producidas por la cementera, que ahora se incrementarían con la incineración de residuos“. “En consecuencia no es de recibo la afirmación de que si la cementera tiene autorización ambiental de la Junta, el Ayuntamiento no puede cuestionar dicho trámite, pues el presidente de la GMU sabe sobradamente que dicha autorización se concede condicionada a que la empresa tramite el resto de autorizaciones (la municipal, por ejemplo), pertinentes”, concluye la nota.