Afirman que en las empresas de Ayuda a Domicilio de Córdoba no se dispone del material necesario para la protección de las trabajadoras (alrededor de 2.000) y que el personal de ayuntamientos de la provincia, en particular el de Córdoba, que están en servicios mínimos trabajan sin protección.

Denuncian la irresponsibilidad de las autoridades locales por no tomar decisiones, por permitir que las empresas no den la protección debida a sus trabajadores y trabajadoras y por no reclamar al Gobierno el material que necesitan.

COORDINADORA DE TRABAJADORES DE ANDALUCÍA (CTA).

DESASTRE EN LAS EMPRESAS, SOBRE TODO, EN LAS DE AYUDA A DOMICILIO, EN LA APLICACIÓN DEL DECRETO DE ALARMA POR CRISIS SANITARIA.

Lo lógico ante la alarma decretada en todo el País y como consecuencia de ello, reducida a gran escala la movilidad de las personas. Desde este Sindicato tenemos que denunciar ante la opinión pública que la actitud de muchas empresas es manifiestamente irresponsable al igual que la de muchas autoridades.

Las empresas de Ayuda a Domicilio de toda la provincia y en particular en Córdoba capital, con más de 800 trabajadoras, no se dispone en ninguna empresa del material necesario para la protección de las trabajadoras. Material que es de carácter sanitario. Incluida la bata impermeable y gafas.

Se ha intentado llegar a un acuerdo con algunas administraciones con el objeto de que se realicen servicios mínimos, en el caso de Córdoba, parece ser que los servicios mínimos que quiere implantar el Ayuntamiento son del 50% de la plantilla. Las trabajadoras en Córdoba y en muchos pueblos están trabajando a día de hoy sin protección. Lo que pone en grave riesgo su vida, la de los usuarios y además se pueden convertir en portadoras. ¿Entonces de que estado de alerta estamos hablando?. ¿Cómo se pueden mandar a trabajar a las trabajadoras sin protección y con riesgo para su integridad física y para los demás?

Las autoridades locales, nos consta que en la mayoría de casos no están tomando decisiones que palíen esta situación. Están dejando a empresas desaprensivas que continúen con su bagaje cultural y manden a las trabajadoras sin protección. Pero desde C.T.A. les queremos decir, que ellos son responsables de la seguridad tanto de las trabajadoras como de los usuarios, y que tienen que esperar, si no que tienen que tomar iniciativa para cumplir con lo que ha decretado el Gobierno. Lo contrario es una irresponsabilidad. Si cobran como autoridad que actúen como autoridad.

Por último, el Gobierno no se debe de dedicar sólo a usar el BOE si no que ya tenía que tener controladas todas las empresas que fabriquen mascarillas y material de protección sanitaria y haciendo mascarillas y del resto de material, y al menos las mascarillas repartiéndolas en la calle y en los mercados, gasolineras, hospitales, etc…

No sirven palabras bonitas, ni aplausos ni historias, queremos que se dote al personal de la Ayuda a Domicilio, de los hospitales, a los de transporte público, a los albañiles que están trabajando en la construcción del AVE de Extremadura y a todos los trabajadores y ciudadanos del material necesario para impedir la expansión de la epidemia.

El Alcalde y las Alcaldesas de Córdoba, de Montilla, de Almódovar, de Palma del Río, de Villanueva, Montoro, La Rambla, de Santaella, de Posadas, de Aguilar de la Frontera, Palenciana, etc… deberían de tomar medidas y al menos pedirle a la Subdelegación del Gobierno el material que necesitan para sus pueblos. Existe mando único y es la Administración Central pero hay por lo menos que orientarlos.

Las trabajadoras que tienen una gran incertidumbre en ir a trabajar o no. Una cosa está clara que las empresas y la administración tienen que dar el material de protección y que hay un estado de alerta precisamente para que la población se proteja, así que la que no tenga los materiales de protección por supuesto se pueden negar a ir a trabajar, existe una orden del Estado. Lo deben de comunicar de forma inmediata a la Inspección de Trabajo y si no están diciendo en la televisión que al 091, que es el teléfono de la Policía Nacional.