La Coordinadora de trabajadores/as de Andalucía ha remitido a todo el personal del Ayuntamiento de Córdoba la situación en que se encuentran los servicios de Porteros/as-Ordenanzas así como Infraestructuras.

Aunque esta información afecta solo a dos Áreas del Ayuntamiento de Córdoba, la remiten a todo el personal para hacer visible el sentido de clase y para el conocimiento general de los problemas de algunos colectivos laborales.

Para la Coordinadora de Trabajadores/as de Andalucía, CTA, en estos momentos “es acuciante la necesidad que tienen distintos servicios municipales de cubrir la falta de porteros/as – ordenanzas debido a las jubilaciones que se están produciendo o a la carencia que venían arrastrando”. Ahora mismo se está produciendo una negociación entre dos instituciones, el Ayuntamiento de Córdoba y la Junta de Andalucía, que “pretende boicotear el servicio que presta el Ayuntamiento con los porteros/as-ordenanzas en los colegios”. El Ayuntamiento quiere que “la competencia municipal sobre las porterías de los colegios desaparezca y sea traspasada a la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía”. La Junta de Andalucía elabora un pliego de condiciones para la concesión administrativa del servicio de porterías de colegios y adjudicárselo a una empresa privada”. Empresa privada que “pagará a los trabajadores/as unas remuneraciones que no llegarán al salario mínimo interprofesional”. CTA ya tiene esa experiencia con las mujeres que llevan a cabo la limpieza de los institutos de la provincia, “casi todas están afiliadas con nosotros, tienen salarios de 400€ a 800€ al mes con pagas prorrateadas y por supuesto con contratos a tiempo parcial”.

Los centros educativos están demandando los servicios municipales y “no queremos dejar a nuestros hijos un futuro de precariedad” es por ello que “no compartimos la acción política que está llevando a cabo el Partido Popular, PP, para destruir otro servicio público, para privatizar y colocar en manos de empresas como TEMPO, que ha desaparecido de toda a España y dejando a las trabajadoras sin cobrar, la miseria que cobran, cuatro meses”. C.T.A. es partidarios de defender los servicios públicos y se opone a las políticas privatizadoras, “ya partan del P.P., de la extrema derecha o de otros partidos”. Existe una bolsa de trabajo para contratar y cubrir las necesidades existentes “a la vez de contribuir a la grave situación de paro en la que Córdoba se encuentra inmersa, abogando siempre por salarios dignos que sin duda repercutirán en la reactivación económica de la ciudad”.

Según CTA los trabajadores/as de Infraestructuras este año no pueden coger las vacaciones en periodo estival. La verdadera razón es que “la falta de plantilla les obliga a crear sistemas de permanencia en el puesto de trabajo, porque no alcanzan a responder a los servicios mínimos que el ayuntamiento tiene que prestar en la ciudad de Córdoba”. Si no hay personal suficiente para cubrir las vacaciones de verano del personal municipal, “deben contratar personal a través de la bolsa de trabajo, que para ello está dotada económicamente”, aunque parece ser que “cada vez con menos dinero y cuando lo ha habido no se ha gastado en su totalidad”. El contratar para cubrir vacaciones “ya se hacia antes de que llegara este gobierno municipal en 2011”. CTA tiene respuesta a esta cuestión ¿por qué ahora no es posible?, “porque en el Plan de Emergencia que ha firmado el Gobierno Municipal con VOX, CECO, U.G.T. y CC.OO. rebajan la bolsa de trabajo en 800.000 €”.

Además “han sacado de la partida de bolsa de trabajo, cuyo destino deberían ser los desempleados de la ciudad, dinero para pagar la subida salarial de la Sra. Delegada de Cultura, cuyo paso por las dependencias municipales de Orive se hace desear como agua de mayo para poder gestionar los asuntos, y todo esto en plena pandemia”. De la misma forma CTA cuestiona si es este el Plan de Choque de Recursos Humanos en el Ayuntamiento” y si “esto es serio” cuando se debe contratar personal de “bolsa para las vacaciones y déjense de mermar los derechos de los trabajadores y trabajadoras municipales”.

CTA centra la  atención en que “con la situación que viven estos servicios en el presupuesto de 2020 se aumenta la dedicación de concejales del 25% de dedicación al 80%, esto supone un aumento de las partida presupuestaria” mientras que “en dicho presupuesto disminuye la partida para Bolsa de Trabajo”.

Por otra parte, CTA ha analizado el documento de Estado de Gastos del capítulo uno y quieren destacar que la partida destinada a Bolsa de Trabajo “se ha reducido en 875.412€ y que será la menor cantidad destinada a este fin en los 5 últimos ejercicios, quedando reducida a poco más de 2,2 millones de euros”. En 2018 esta partida fue de algo más de 3,2 millones de euros. ya en 2019 se produjo una pequeña bajada quedando en  poco más 3,1 millones. La diferencia con la partida actual es de casi un millón de euros.

Por último CTA afirma que esta decisión política “es un grave error” por los siguientes motivos “primero porque se reduce la oportunidad de empleo para muchos parados de la ciudad, cuando la tasa de desempleo en la ciudad es una de las más altas de España” y “segundo porque es un instrumento útil para paliar el déficit de personal que sufren los servicios municipales”.