El sindicato CTA ha informado a Paradigma de que, una vez mantenida una reunión con el delegado de la Junta de Andalucía, Antonio Repullo, las trabajadoras de limpieza de institutos en la zona de la subbética cordobesa han decidido, en asamblea, volver al trabajo, dando un plazo de tres semanas para comprobar si las soluciones planteadas por la Junta se hacen realidad.

En esas tres semanas han de ponerse en marcha contratos menores directos desde los propios institutos, lo que conllevaría la subrogación de las trabajadoras. Mientras, y hasta final de curso, la Junta se compromete a extinguir el contrato con la actual empresa, TEMPO, que ha dejado de pagar a las trabajadoras, y sacar a nueva licitación general el concurso de adjudicación a una nueva empresa.

En todo caso, las trabajadoras vuelven a hacer un gesto de buena voluntad antes los incumplimientos patronales y la “vista gorda”, hasta que anunciaron la huelga, de la administración andaluza.