La Coordinadora de Trabajadores de Andalucía se posiciona junto a los partidos políticos de IU y Podemos en relación a la moción presentada por la convocatoria de 26 plazas de Trabajo Social por oposición libre.

Denuncia el cambio en las reglas del juego que dejan en un situación de indefensión a los trabajadores después de más de 18 años de trabajo, en algunos casos.

El pasado 21 de enero de 2021, los partidos PODEMOS e IU-CA presentaron una moción en el Pleno del Ayuntamiento, moción que, según la nota de prensa remitida a este medio, cuenta con el apoyo de CTA.

El sindicato informa “que apoyamos la moción presentada por PODEMOS e IU-CA en relación a la convocatoria de 26 plazas de Trabajo Social por oposición libre. Es absolutamente sangrante que salga esta convocatoria en estas condiciones. Personal que lleva en el ayuntamiento hasta 18 años trabajando en una situación fraude de ley, con la espada de Damocles en la espalda y encima en las condiciones que han estado trabajando en el último año, dejándose la piel en los barrios”.

Para la organización de CTA, “se han cambiado las reglas del juego unilateralmente dejándolas en una situación de indefensión. Pero que no solo afecta a ellas, sino que es mucho más amplio y afecta a todas las convocatorias, que por un cambio de criterio político pasan a ser por oposición libre, sin tener en cuenta otros criterios”.

Refuerza su argumentario después del trabajo de ” 6 meses batallando sobre este asunto en los que no se nos ha escuchado a las secciones sindicales. No ha habido disposición para la negociación”.

Reprochan al Ayuntamiento que no se les ha atendido, ni a ellos ni a CCOO,CASIF o UGT, remitiéndolos al Delegado de Recursos Humanos buscando no poder llegar a ninguna conclusión. Informan también de la entrega de un informe jurídico que avala que no hay un criterio jurídico en la decisión, que es meramente político y que no ha sido tenido en cuenta. Este cambio, parece ser que el Ayuntamiento lo sustenta en otro informe del Titular de la Junta de Gobierno Local de 2020, sin carácter vinculante, como remarcan desde CTA.

Para finalizar, CTA solicita al Ayuntamiento “que se paralicen las convocatorias en marcha y que convoquen a las secciones sindicales a una Mesa General de Negociación en la que se negocie de verdad y se estudien las convocatorias en marcha. Consideramos que es necesario una diferenciación entre convocatorias de nueva creación de empleo y aquellas que ya están cubiertas desde hace años por personal interino y/o personal laboral en fraude de ley, que tienen que ser objeto de procesos de estabilización o de consolidación, como es el caso de las plazas de trabajo social.”.