El movimiento ciudadano critica el parón en 2020 en la dotación de servicios básicos a la periferia.

7 mayo, 2021

La Comisión de Periferia que conforman el Consejo del Movimiento Ciudadano y la Federación Vecinal Al-Zahara, donde también participan Al-Amiriya y APAIG, denuncia que el año 2020 ha supuesto una parón, “cuando no un retroceso, para la regularización o dotación de servicios básicos a las viviendas de la periferia de la ciudad“. Constatan así que las promesas recibidas en campaña electoral y en reuniones y visitas a las zonas afectadas, no han tenido resultado y aquellos compromisos recogidos han sido, según ellos, incumplidos de forma casi sistemática, y carentes de la suficiente y ágil comunicación necesaria para trasladar los problemas.

Aunque reconocen que la pandemia ha podido influir, entienden que no puede convertirse en una excusa, teniendo en cuenta además que es en estos momentos en los que más se han agudizado los problemas, al revelarse las carencias con que aún cuenta gran parte de la periferia para tener agua potable, electricidad y saneamiento de aguas residuales.

Para la comisión de periferia, 2021 debe suponer una actuación urgente de las dos administraciones implicadas (ayuntamiento de Córdoba y Junta de Andalucía) sobre la
periferia, sumando esfuerzos y actuando en consenso con el movimiento ciudadano. Por eso reclaman:

  • Acceso a luz, agua potable y saneamiento por razones sociales y sanitarias, al margen de la calificación urbanística de la vivienda.
  • Agilizar y facilitar el proceso de regularización y legalización cuando sea posible de las urbanizaciones y viviendas que están en tramitación, creando una oficina del
    territorio.
  • Simplificación de la aprobación de AFOS (Asimilado al régimen de Fuera de Ordenación) para viviendas que puedan acceder a ellos. Igualmente, resolver los proyectos de urbanización de Trassierra y Cerro Muriano.
  • Permitir acceder a servicios a zonas consolidadas de especial protección, o cambiarles a una protección que lo permita.
  • Permitir servicios básicos a zonas consolidadas del entorno de Medina Azahara.
  • Asunción, a la mayor brevedad posible, de los gastos que soportan las entidades de conservación, una vez transcurridos años más que suficientes en los que han tenido que hacerse cargo de mantenimiento y reparación de viales, alumbrado público, y otros gastos.
  • Acelerar el proyecto de dotación de abastecimiento y saneamiento a la Barriada de Trassierra y otras zonas urbanas de la Sierra y sin solucionar el abastecimiento de agua a las Jaras.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.