La Asociación Vecinal La Axerquía expresa que “hoy nos despertamos con que la Junta de Andalucía, a través de su Consejo de Gobierno aprueba que los bares puedan estar abiertos hasta las tres de la mañana y pasa la pelota a los Ayuntamientos, para que sean éstos, los que finalmente dictaminen el horario. Esta nueva medida, aplaudida por la hostelería, es vieja pretensión

En consecuencia “Instamos al Gobierno municipal, que regule bien la ocupación de los espacios públicos, con aplicación de normativas que garanticen el descanso y la convivencia pacífica y sobre todo que vigile su cumplimiento, no estamos dispuestos a tolerar situaciones permanentes de atropello de los derechos de nuestra vecindad y llegado el caso, tomaremos las medidas de protesta necesarias para vivir en una ciudad apacible y saludable.

Desde el pasado día 25 de Mayo, lunes, pasamos a la Fase 2 de desescalada. Ya con anterioridad, en la Fase 1, “empezamos a recibir en la Asociación la Axequía quejas de la vecindad ante algunos desmanes en relación con molestias de establecimientos hosteleros, que saltándose las normas, están haciendo de su capa un sayo”,  y “provocando alteraciones en la convivencia”. Según dicha Asociación “uno de estos establecimientos es el Patio de María, sito en calle Lineros, ya conocido por sus incumplimientos, tiempos atrás”.

Además la Axerquía se despierta hoy con la noticia de la Junta de Andalucía, a través de su Consejo de Gobierno aprueba que los bares puedan estar abiertos hasta las tres de la mañana y “pasa la pelota a los Ayuntamientos, para que sean estos, los que finalmente dictaminen el horario”.  Y añaden que “esta nueva medida, aplaudida por la hostelería, es vieja pretensión”.Así mismo opinan que “vamos a aprovechar el vendaval para vender paraguas”.

Ayer martes, día ni festivo, ni fin de semana, “se quejan algunos residentes en los aledaños de Plaza del Potro y Corredera, del tránsito a las 2 de la madrugada de grupos de personas, con cánticos, palmas y jaleo, como si de la feria se tratase, abusando de esta reapertura”, sin tener en cuenta “las molestias que ocasionan”. Del mismo modo hacen significar que “la idea de convertir las ciudades, los centros históricos sobre todo, en paseos marítimos veraniegos en cualquier época del año, no es nueva”. Así como la de “querer expulsar a la población residencial tampoco”

La Asociación Vecinal la Axerquía al mismo tiempo plantea que “a nadie le quepa la menor duda, que somos los primeros en arrimar el hombro para que esta crisis haga el menor daño posible”. Ayudan a través de las redes vecinales, a decenas y cientos de familias a pasar los peores momentos, “ya que las ayudas de la administración tardan en llegar y aún están viendo como se coordinan entre las distintas delegaciones”. Así como que han sido flexibles “para que los veladores ocupen más espacio en aquellos lugares en los que sea posible”, 200 peticiones de licencias de veladores en diez días, “es un dato que da para pensar sobre la impunidad y el deterioro de la convivencia que venimos sufriendo el vecindario”.

De la misma forma la Axerquía sostiene que “parece que cuando se da la mano se te intentan pillar el brazo”.  Y cuestionan si “es razonable tener el restaurante abierto hasta las 3 de la mañana” o si “las cenas se dan a esas horas”. De la misma forma se preguntan “qué cálculo de beneficio económico tiene esa medida” o “qué cálculo de perjuicio tiene”. Para dicha asociación vecinal “existe cierta obsesión de tener multinegocio: bar-restaurante-pub-discoteca, todo en uno, y aunque la ley no lo permite, parece que se quiere ser permisivo con ello”. A fin de que produzcan los menos daños a la vecindad plantean que “quizás deberían permitirse esas y otras licencias a aquellos negocios que estén situados en los polígonos industriales, zonas en las que no se molesta”, quizás así “quien quiera abrir ese tipo de negocio no intente hacerlo en zonas residenciales”.

igualmente plantean que en aras de la situación económica de la población provocada por la Pandemia, se están empezando a tomar medidas para hacer que los negocios (de hostelería) se recuperen, “pero deberíamos de tener en cuenta que los efectos sobre la salud son la principal afección que hay que preservar”. Así como que “el consumo debe adaptarse a los tiempos establecidos, a las necesidades de descanso de las personas que al día siguiente se ocupan de nuestra salud, de que haya pan y de abrirnos las tiendas”. No se olvidan de “las madres con triple jornada, el descanso de las personas enfermas, de los niños y niñas que ya bastante desquicio tienen, del DESCANSO en mayúsculas, una necesidad VITAL para la salud de las personas”

Con el fin de mejorar la economía  la Axerquía manifiesta que “seguramente se podrían tomar muchas medidas para activar la economía, y seguramente también tendrán que tomarse para desarrollar otros sectores , ya que se ha comprobado la fragilidad de ésta, cuando sólo hay un monocultivo y se genera una burbuja”.

Finalmente dicha Asociación Vecinal espera “de todos los poderes públicos que tengan una visión de futuro y favorezcan un desarrollo económico más diversificado, fuerte, justo y sostenible”. Del mismo modo que instan al Gobierno municipal, para que “regule bien la ocupación de los espacios públicos, con aplicación de normativas que garanticen el descanso y la convivencia pacífica y sobre todo que vigile su cumplimiento”. Y de forma contundente afirman que “no estamos dispuestos a tolerar situaciones permanentes de atropello de los derechos de nuestra vecindad y llegado el caso, tomaremos las medidas de protesta necesarias para vivir en una ciudad apacible y saludable”.