Como ya viene siendo tradicional la Escuela de Arte Dionisio Ortiz ha realizado una subasta solidaria de cerámicas elaboradas por su alumnado con la técnica japonesa del rakú. Son piezas “únicas, de diferente tamaño y precio, que demuestran la calidad de las enseñanzas impartidas en el centro”, en el Ciclo Superior de Cerámica Artística.

Lo recogido en  la subasta solidaria se ha entregado este año a la Cocina Abierta del Centro Social Rey Heredia

La Escuela de Arte Dionisio Ortiz ha realizado, un año más, la subasta solidaria de cerámicas elaboradas por el alumnado con la técnica japonesa del rakú. Son piezas “únicas, de diferente tamaño y precio, que demuestran la calidad de las enseñanzas impartidas” en el Ciclo Superior de Cerámica Artística.

Según profesoras del centro, a pesar de ser un curso tan complicado y de haberse llevado a cabo con “todas las limitaciones propias de la crisis sanitaria que estamos sufriendo, hemos podido recaudar casi 900€”. Además dadas las circunstancias y las limitaciones de aforo y tiempo, “ha sido todo un éxito que debemos agradecer a la enorme muestra de solidaridad de todos aquellos que han participado”.

Los fondos conseguidos los han destinado, a entidades locales de destacada trayectoria social y de apoyo a la vecindad vecindad, Una de las señas de identidad del centro es “abrirse a la ciudadanía e involucrarse en la vida de la ciudad”, no sólo como centro educativo, sino también “como punto de encuentro de cultura y foco de dinamización social”. En este año terrible de “pandemia y crisis económica es un deber ético estar junto a los más necesitados”. Es por ello que han decidido ayudar  a la Cocina Abierta del Centro Social Rey Heredia, a la que  se ha entregado la cantidad íntegra de lo recaudado. La Cocina Abierta de Centro Social Rey Heredia “harán un magnífico uso de esta aportación”.

La entrega se hizo ayer a Emilia Murillo Guerra, como representante de la Asociación Cocina Abierta del Centro Social Rey Heredia, en la Escuela Dionisio Ortiz.