Ángela Ramos. Politóloga. Twitter: @angelarvivanco

 

Ser mujer es luchar:

por la igualdad en derechos

por decidir sobre mi cuerpo

por no tener miedo y ser libre

por no ser tratada con paternalismo, burla o condescendencia

por que se respeten mi opinión, mis negativas

y el sentido literal de mis palabras.

Ser mujer es contradicción:

abajo los cánones de belleza – qué mala cara tengo sin maquillaje

arriba la diversidad de los cuerpos – quizás debería ponerme a dieta

paso de él – ¿por qué no me contesta?

Ser mujer es tener vagina o pene, es que te gusten las mujeres, los hombres, todo el mundo, nadie.

Ser mujer es llevar tacones o no, depilarse o no, llevar falda o no.

Ser mujer es ser alta, baja, gorda, delgada, tener tetas o no.

Es que te guste follar en la primera cita, en la quinta o en ninguna.

Ser mujer es casarse, ser madre, estar soltera o no querer tener hijos.

Es llevar velo o no.

Ser mujer no es ser de una raza o clase en concreto.

Ser mujer es ser valiente, insumisa, rebelde.

Si ser mujer es todo eso, y mucho más, ¿cómo va a ser el día de LA mujer?

Ser mujer es increíble.

Feliz vida* a todas.